Los partidos políticos utilizan los impuestos como baza electoral

Subir impuestos
Subir impuestos.

Aunque la derecha tiende a bajar impuestos para dinamizar la economía, y la izquierda tiende a subirlos para prometer gasto social, la realidad siempre queda oculta tras el mensaje.

Los partidos políticos utilizan los impuestos como baza electoral

La derecha, en nuestro caso el PP, promete una bajada de impuestos en dos tramos, uno cada dos años. El objetivo supuestamente es poner mayor liquidez en manos de los consumidores para dinamizar la economía, para que podamos gastar más y por lo tanto lograr que suba la renta media entrando en tramos mas altos del IRPF, es decir, recaudar más. Lo mismo sucede con las empresas donde diversos trucos financieros llevan a una carga impositiva real muy por debajo de lo establecido teóricamente. Es sabido que un incremento de la carga impositiva no acarrea un incremento de la recaudación y ahí está Irlanda para demostrarlo con los impuestos más bajos y una recaudación en constante ascenso. La única forma de recaudar más subiendo la carga impositiva es subir los impuestos indirectos sobre artículos necesarios, algo que nunca anunciarán en campaña electoral porque lejos de dar votos los quita.

En el otro extremo tenemos a la izquierda cuyo discurso consiste en subir los impuestos pero sólo a los ricos. Para esta ideología la progresión del impuesto nunca es suficiente porque siempre que se castigue a la riqueza atrae simpatía de sus militantes y por lo tanto más votos. España es un país donde no se admira al héroe, al triunfador porque somos un país de perdedores. Tenemos múltiples personajes heroicos sin una estatua o una placa, que sí la tienen en otros países. Solo tenemos que fijarnos en los superhéroes americanos - Superman, Batman, Superwoman, Capitan América, etc.- y compararlos con los nuestros - Super López, Anacleto, Mortadelo y Filemón, etc. No valoramos el esfuerzo personal y nos molesta el éxito por la vena anarquista que siempre corre por nuestras venas. Aquí, cuyo discurso básico es el de Podemos, también se hace campaña porque se sabe que subir los impuestos a los ricos lo que suele provocar es una fuga de capitales al estilo griego. Recordemos que la circulación de capitales es libre en un mundo globalizado y que cambiar el domicilio fiscal de una empresa es un trámite sencillo.

Lo que se está diciendo es solo electoralismo porque la derecha baja los impuestos si puede y cuando puede pero subiendo otros si nos atenemos a lo visto porque la carga impositiva, la recaudación del Estado debe crecer para hacer frente a la tremenda deuda que tenemos. Recordemos que la democracia llega con el 11% y ahora pasa del 100% del PIB. Por su parte la izquierda sabe que nuestra tabla impositiva es similar a cualquiera europea o más alta, pero que recaudamos la mitad por que nuestra renta también es muy inferior a la suya, y no es justo pretender subir la recaudación subiendo impuestos sino subiendo nuestra renta gracias a un crecimiento económico. En ambos casos el problema no es que con 60.000 euros al año alguien sea rico y haya que subirle el 46% que ahora paga por esos 2.300 euros netos que llegan a su casa y que a duras penas da para pagar libros, colegios, medicinas copagadas o pagadas del todo, el dentista, la óptica, seguros, letras del coche o hipotecas, el problema real sigue siendo la economía sumergida y el fraude fiscal, claro que es mas fácil intentarlo subiendo impuestos directos o indirectos.

En el medio nos queda el PSOE, que ya no sabemos donde está ahora que Pablo Iglesias,  ya sin enemigos en la izquierda, también se ha declarado socialdemócrata. Los socialistas solo prevén tímidas subidas para cargar un poco sobre los ricos que siempre está bien visto y prometer gasto social. También queda en el centro Ciudadanos que como liberales demócratas que son les encantaría bajar impuestos pero que no ven el momento y lo dejarán así hasta que las circunstancias lo permitan, siguiendo su postura habitual sensata y moderada.

¿Y qué queremos los electores? Que no nos traten como niños. Sabemos de la deuda que nos asfixia y se come la mayor parte del presupuesto y sabemos que si continuamos con déficit seguirá subiendo, por eso pedimos que no se eluda la realidad, que nos expliquen como van a lograrlo y en cuanto tiempo. No queremos caramelos ni promesas, no queremos que los que pagan paguen más, queremos oir planes para enfrentarnos a la realidad y doblegarla para que nuestros hijos puedan levantar cabeza.

Los partidos políticos utilizan los impuestos como baza electoral
Comentarios