París compite con Frankfurt para ser el centro financiero de Europa

Ciudad de París. / RRSS
Ciudad de París. / RRSS

La capital francesa espera que su estatus de ciudad global demuestre un atractivo para los banqueros de grandes dimensiones.

París compite con Frankfurt para ser el centro financiero de Europa

Con 20 bancos ya suscritos para trasladar personal a Frankfurt, la ciudad va muy por delante de París, Amsterdam, Dublín, y otras ciudades que compiten por atraer al sector financiero que saldrá de Londres debido al Brexit.

Los partidarios de Frankfurt apuntan a la presencia de los bancos centrales alemanes y europeos, un regulador de habla inglesa, y casi una docena de nuevos rascacielos como grandes proyectos para las firmas financieras que buscan un punto de apoyo en el continente.

Las principales decisiones post-Brexit sobre las operaciones de mudanzas todavía están por venir, con estimaciones de puestos de trabajo que se verán afectados de hasta 30.000 a 230.000, dependiendo del resultado de las negociaciones entre Reino Unido y la Unión Europea.

Mientras que el perfil alemán parece fuerte, impulsores de París argumentan que también tienen un montón de cosas por brindar. Los partidarios de París argumentan que prestarán atención a las condiciones financieras circundantes y que rechazarán las preocupaciones sobre el sector bancario alemán.

Luego está el tamaño relativo y el prestigio de París frente a Frankfurt. El primero tiene una población de 10 millones de habitantes y la economía de una metrópoli mundial a la par de Londres y Nueva York, mientras que la segunda es un asiento para los bancos centrales con una población de 730.000.

Alemania podrá tener condiciones impositivas y laborales más atractivas, pero el nuevo presidente de Francia, Emmanuel Macron, está haciendo planes para que su país sea mucho más competitivo. Planea deshacerse del más alto nivel de impuesto sobre la nómina para los bancos y otras empresas que no pagan el IVA, y cancelar una extensión prevista de impuestos sobre el comercio de acciones.

Macron también se ha comprometido a asegurarse de que los bonos no se tengan en cuenta cuando los tribunales de trabajo decidan sobre la indemnización por despido injustificado. Ante este panorama la lucha se plantea como una muy feroz, y habrá que ver quién lleva la delantera para 2018.

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Economía

 

París compite con Frankfurt para ser el centro financiero de Europa
Comentarios