Una parada de esperanza para que Galicia recupere el pulpo

Barcos de pesca. / Pixabay.
Barcos de pesca. / Pixabay.
Lo hace con la esperanza de lograr buenos resultados, con incremento en las posibilidades de captura, estipulación de un horario estricto de trabajo y mayor número de nasas en cada embarcación.
Una parada de esperanza para que Galicia recupere el pulpo

Oteando el horizonte 2022, Galicia inicia hoy, 30 de abril, una nueva veda en la captura de pulpo en aguas de esta comunidad autónoma. Lo hace con la esperanza de lograr buenos resultados como consecuencia de una prohibición de captura de algo más de dos meses, preludio de la que el próximo año se ampliará dos meses más, con incremento en las posibilidades de captura, estipulación de un horario estricto de trabajo y mayor número de nasas en cada embarcación.

El fin primordial de la veda del año que viene, al igual que el de la que ahora se inicia, no es otro que la recuperación de una especie muy atractiva para los consumidores -gallegos o visitantes- que produce una rentabilidad económica y social evidente y que, en su aplicación en los últimos 15 o 20 años no ha sido efectiva para el recurso, lo que ha suscitado críticas encendidas del sector y la reclamación de que se programen planes de recuperación basados en paros biológicos perfectamente controlados y subvencionados que no contemplen campañas de captura en tiempo de hembras ovadas y cuyo período en tal estado coincide precisamente con una de las épocas de mayor reclamo en su consumo: el verano.

Pero es sabido que, a diferencia de hace años, cuando el pulpo se "mazaba" antes de ser cocido, ahora se congela y se evita el durísimo trabajo de golpearlo contra las rocas o cualquier superficie dura en el muelle o almacén. Esto permite esa programación más adecuada a la realidad vital de una tan apreciada especie y, por este motivo, la veda de 2022 se va a ampliar hasta el 31 de agosto. A partir de aquí, la campaña incrementa las capturas con una cuota máxima de 50 kg. por embarcación y día, cantidad a la que se sumarán otros 50 kilogramos por tripulante hasta un máximo de 350 kilos por día. El horario de trabajo será de 6:00 a 16:00, y el número de nasas irá en consonancia con el tamaño de la embarcación y del número de tripulantes enrolados.

A juicio del sector "polbeiro" gallego, la programación para el año 2022 va en la línea de la recuperación de una especie que, como queda dicho, sostiene a un importante número de embarcaciones y tripulantes.

Las directrices para la veda del año 2021 fijan el inicio de esta a las 16:00 horas de hoy, 30 de abril, y su finalización se ha establecido para las 05:00 horas del lunes, 5 de julio. Las capturas que se desembarquen hoy podrán ser comercializadas mañana, 1 de mayo, festivo, en las lonjas que vienen realizando ventas de pulpo los sábados.

Durante esta veda de 2021 queda expresamente prohibida la captura del citado cefalópodo por cualquier arte en aguas de competencia marisquera de Galicia. Las embarcaciones dedicadas a la captura de pulpo con nasas deberán retirar estas de su calado y trasladarlas a bordo. La pesca marítima de recreo también se ve afectada por la veda.

Entramos, pues, en un tiempo en el que el pulpo que se consuma en los restaurantes, bares y el propio domicilio, habrá sido congelado previamente a su preparación para ser degustado, algo que a nadie extrañará por lo que ya hemos dicho: la congelación ha sustituido, en buena hora, aquel recio trabajo de "mazar" el pulpo hasta que este, al ser golpeado contra una superficie dura,  además de cambiar su color, se "vuelve más tierno". @mundiario

Una parada de esperanza para que Galicia recupere el pulpo
Comentarios