La pandemia destruyó 360.105 empleos en 2020 y dejó sin trabajo a 724.532 españoles

inem-parados-larga-duracion-kllC-U40698771282lMF-624x385@RC
Ciudadanos españoles haciendo fila para solicitar un empleo en Madrid. / eleconomista.es
Esto implica que se perdieron más de 688 millones de euros en flujos de rentas que no circularán como salarios para esos trabajadores, quienes podrían entrar en una situación socioeconómica muy incierta.
La pandemia destruyó 360.105 empleos en 2020 y dejó sin trabajo a 724.532 españoles

El sistema de fuerza de trabajo y producción se paralizó en España durante el convulso 2020. Aunque varios sectores de la economía recuperaron varios flujos de capitales y capacidad para contratar nuevos trabajadores, la crisis económica no deja de mantener al mercado laboral en recesión, por lo cual el saldo de ciudadanos en estado de paro, sin ingresos y sin medios para subsistir, se incrementa de forma alarmante. 

Y es que la pandemia de covid-19 provocó en 2020 “la destrucción de 360.105 puestos de trabajo y el aumento del paro registrado en 724.532 personas, cifras que han interrumpido seis años de crecimiento del empleo y siete años consecutivos de caída del desempleo”, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).


Quizás también te interese:

Banco Mundial: “La recuperación económica mundial tardará si se demora la vacunación”


Esto implica que se perdieron más de 688 millones de euros en flujos de rentas que no circularán como salarios para esos trabajadores, quienes podrían entrar en una situación socioeconómica de mucha incertidumbre por el impacto que generó la pandemia sobre el consumo y la demanda de productos de compañías potencialmente generadoras de empleos.

“En este contexto hay además 1,1 millones de trabajadores afiliados con actividad limitada o en suspenso, ya que quedan 755.613 empleados afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y 349.342 autónomos con la prestación extraordinaria por cese de actividad”, detalla el reporte del INE. 

Por lo tanto, más de 1.000 millones de euros se mantienen circulantes mensualmente, aunque la presión del gasto público sobre el Gobierno para financiar los ERTE impide algún tipo de subsidio directo o estímulo a las personas desempleadas luego de que la liquidez del Estado por 200.000 millones de euros se agotara en el segundo y tercer trimestre de 2020 después del estallido de la pandemia. @mundiario 

La pandemia destruyó 360.105 empleos en 2020 y dejó sin trabajo a 724.532 españoles
Comentarios