Buscar

MUNDIARIO

La pandemia y la crisis del petróleo hundirán la economía de Rusia en 2020

Para este año, el Banco de Rusia prevé una contracción del PIB de entre 4 y 6%, antes de volver a crecer entre el 2,8 al 4,8% en 2021 y 1,5-3% en 2022.

La pandemia y la crisis del petróleo hundirán la economía de Rusia en 2020
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, con un traje especial de protección contra el coronavirus / RPP.
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, con un traje especial de protección contra el coronavirus / RPP.

La tercera mayor potencia militar, aunque no económica, del mundo, no escapa de la crisis mundial que cada día intensifica en todo el orbe por la pandemia de coronavirus.

Y es que la economía rusa se prepara para una contracción de hasta el 6% del Producto Interno Bruto (PIB) este año después de que las esperanzas de recuperación se vieran frustradas por la crisis mundial provocada por la pandemia del coronavirus y la caída de los precios del petróleo.

El valor total de la economía rusa es de 1,6 billones de dólares, lo que bajaría en unos $96.000 millones hasta ubicarse en 1,5 billones de dólares. Ese golpe supondría un fuerte revés para los intereses políticos y geopolíticos del presidente Vladimir Putin para lograr la expansión energética de la nación eslava en el Medio Oriente y así desplazar a Estados Unidos y Arabia Saudita del mercado.

Desde la introducción de las medidas de confinamiento el 28 de marzo en Rusia, la actividad económica y la demanda están paralizadas. Rusia, muy dependiente de las exportaciones de crudo, está particularmente afectada por la crisis sin precedentes en el mercado petrolero. La guerra de precios que le declaró Arabia Saudí dejó sin mercado y sin ingresos a Rusia por exportaciones de crudo al saturar el mundo con una sobre oferta de 12 millones de barriles diarios de petróleo barato, llevando a la recesión y paralización industrial al gigante petrolero ruso Rosneft, y por ende, a una gran parte de la economía de Rusia.

Para este año, el Banco de Rusia prevé una contracción del PIB de entre 4 y 6%, antes de volver a crecer entre el 2,8 al 4,8% en 2021 y 1,5-3% en 2022.

"La epidemia ha perturbado el ritmo de la vida económica y comercial en Rusia", afirmó el viernes el presidente Vladimir Putin.

La víspera el mandatario había declarado que la epidemia "amenaza principalmente la vida y la salud" de la gente, pero tiene igualmente un impacto "tan peligroso" en la economía. La intención de Putin es reactivar progresivamente la economía para evitar que el país tenga que captar importaciones de capital desde China y petróleo de EE UU, lo que desaceleraría el auge de su expansión geopolítico en el ajedrez internacional y en el sistema económico global. @mundiario