Buscar

MUNDIARIO

La pandemia agrava al máximo nivel la crisis de las empresas en Centroamérica

En países como Nicaragua, Honduras y El Salvador, las crisis económicas no dan tregua debido a los extremos niveles de informalidad laboral.

La pandemia agrava al máximo nivel la crisis de las empresas en Centroamérica
Las principales monedas de Centroamérica: las de Costa Rica, Nicaragua, Guatemala y Honduras / Forbes.
Las principales monedas de Centroamérica: las de Costa Rica, Nicaragua, Guatemala y Honduras / Forbes.

La crisis económica mundial derivada de la pandemia del coronavirus también se expande de forma gradual y focalizada según sea la composición social, empresarial, financiera y laboral de cada país. Sin embargo, en América Latina, el panorama es totalmente contraproducente, pues los elevados índices de corrupción, desigualdad social y mala gestión económica han generado contextos de recesión socioeconómica, es decir, de aguda contracción en las actividades de la población civil ubicada en las franjas poblacionales más expuestas a las volatilidades de esta crisis global.

Pero dentro de la región latinoamericana, el efecto contractivo de la parálisis por la llamada Gran Reclusión de 2020 se hace más notoria en Centroamérica. Y es que esa subregión alberga a los países con más problemas financieros en toda América, exceptuando los casos extraordinarios de las crisis de Venezuela y Argentina.

En Panamá, las restricciones al comercio mundial han reducido en un 30% el flujo de mercancías y capitales por el Canal de Panamá, a través del cual se moviliza una tercera parte del comercio global.

En países como Nicaragua, Honduras y El Salvador, las crisis económicas no dan tregua debido a los extremos niveles de informalidad y de falta de seguridad jurídica en Estados que se encuentran en graves crisis financieras y déficits, en especial los dos primeros, lo que ha obligado a muchas empresas a reducir sus operaciones y a aplicar despidos masivos por la incertidumbre de una contracción del -6% en los PIB de esas economías, que ya arrastraban serios problemas fiscales y políticos internos. @mundiario