Para pagar menos luz, se necesita un plan para cortarle la corriente al Gobierno

Lema de la Convención del Partido Popular.
Lema de la Convención del Partido Popular.

En la convención del PP en Valladolid, Mariano Rajoy ha anunciado una rebaja de impuestos para 2015. La propuesta es de una simpleza electoral que sobrepasa la indignidad. ¿O no?

Para pagar menos luz, se necesita un plan para cortarle la corriente al Gobierno

La factura de la luz ya no es un oscuro secreto indescifrable, la guerra de las eléctricas ha roto su vieja complicidad recaudatoria con los gobiernos.

En la convención del PP en Valladolid, Mariano Rajoy ha anunciado una rebaja de impuestos para 2015. La propuesta es de una simpleza electoral que sobrepasa la indignidad. Ante la convocatoria de las europeas y con la espada de las municipales en el horizonte, Mariano guiña el ojo, es decir, miente, y lanza la propuesta con el mismo cinismo de un malo de serie B.

En el bar de mi barrio, un grupo de parados que jugaba al mus, se acordó de su madre. Dos autónomos, frente al café del domingo sin misa de guardar, le recordaron al televisor que este mes les han subido la cuota en lugar de rebajar la publicidad con la que el Gobierno anima a emprender hacia la nada. Una enfermera, que sueña con la jubilación, simplemente le llamó mentiroso y deseó que se las vea algún día en un pasillo de urgencias saturado de camillas. La jubilada del perrito juró no volver a votar nunca más a un partido de derechas, aunque sea pecado y vaya al infierno. María, la dueña, blandió al viento la bandera del recibo de la luz y no transcribo cuanto salió de su boca… La encuesta no es científica ni significativa, pero el bar de mi barrio es un evidente termómetro de la irritación que despierta el gobierno de Mariano. La aparente calma de una mañana de domingo descansa allí sobre la leña de una agitación incandescente.

Y fue el recibo de la compañía de electricidad lo que nos llevó a hablar del espejismo de los éxitos de Gamonal en Burgos, de la marea blanca en Madrid, del despertar del caso del metro en Valencia… como esperanzas. Pero también del fracaso continuado de los preferentistas, de los escasos resultados del stop desahucios,  de los beneficios declarados de la banca, de la impunidad de los políticos/banqueros (Rato, Blesa…) Y alguien dijo que si Aznar hubiera montado una fábrica de chorizos, no habría fabricado tantos como su Gobierno. Me gustó la idea.

Pero hablando de impuestos y de electricidad me pareció más interesante la propuesta de cortarle la luz al gobierno de Rajoy. De impulsar una marea de mil colores contra el 62% en impuestos que pagamos por el uso de la electricidad. De cada 100 € del recibo 62 € van a las arcas de Hacienda. Es decir, que con menos del 50% de recaudación las eléctricas seguirían ganando dinero y, probablemente, no tendrían impagos. Históricamente costaba entender las triquiñuelas de la factura. Ahora, rota la complicidad entre compañías y Gobierno, hemos descubierto la usura recaudatoria. Y ¿qué podemos hacer contra este abuso legal? ¿Simplemente, no votar al PP? Esa es una opción inmediata, pero mientras no les cortemos la corriente a los gobiernos, sean del color que sean, seguiremos siendo víctimas de nosotros mismos.

Para pagar menos luz, se necesita un plan para cortarle la corriente al Gobierno
Comentarios