Opel llama a revisión de forma urgente a los dueños de los modelos Adam y Corsa

El Opel Corsa podría verse afectado por un problema en la dirección/opel.es
El Opel Corsa podría verse afectado por un problema en la dirección. / opel.es

Los modelos fabricados desde mayo de este año podrían presentar un problema en la dirección por lo que el fabricante recomienda no conducirlos hasta que sean comprobados.

Opel llama a revisión de forma urgente a los dueños de los modelos Adam y Corsa

Los modelos fabricados desde mayo de este año podrían presentar un problema en la dirección por lo que el fabricante recomienda no conducirlos hasta que sean comprobados.

El fabricante de vehículos Opel ha sorprendido a propios y extraños con una contundente llamada a revisión de sus modelos Adam y Corsa entregados desde Mayo de 2.014. Y es que lejos de andarse con paños calientes, y quitarle importancia a la cuestión, la indicación a los posibles afectados es que directamente no conduzcan el vehículo. Al parecer el problema radica en un posible componente defectuoso instalado en la dirección que no cumple con las especificaciones del fabricante. El problema ha sido detectado en un control rutinario en la planta de Eisenach (Alemania) y sólo afecta a los modelos producidos allí. En principio parece que los Corsa y Adam producidos en Figueruelas no sufrirían el mismo problema. Se han producido unas 143.000 unidades de ambos modelos, aunque se estima que los vehículos afectados rondarán los 8.000. En el mercado español las cifras de ventas de ambos modelos alcanzaron las 10.400 unidades en ese período.

Saber si estás afectado

Desde Opel informan que tratarán de ponerse en contacto con los propietarios que puedan estar afectados, “por todos los medios posibles”. Además en la propia web de Opel se ha publicado el comunicado en la página principal y un enlace a unas completas instrucciones para que cualquiera pueda salir de dudas, de si su vehículo se encuentra entre los afectados (http://www.opel.es/recall.html). Ante cualquier duda se recomienda ponerse en contacto con el servicio de atención al cliente (902 25 00 25), o con el concesionario de referencia. En el comunicado también se encuentran unas completas instrucciones para poder determinar si el vehículo se encuentra entre aquellos que puedan estar afectados. Así, además de los bastidores de Corsa y Adam que deben ser revisados, se ha hecho público el código de producción de aquellas columnas de dirección que son sospechosas, y unas completas instrucciones para poder comprobarlo por uno mismo. En caso de que el código sea sospechoso, se recomienda inmovilizar el vehículo y llamar al servicio de atención al cliente. Si no fuese sospechoso Opel indica que el vehículo puede ser conducido de forma segura al concesionario más próximo para que se compruebe de forma definitiva. En cualquier caso, y ante la mínima duda, las instrucciones son claras, no debe conducirse el vehículo hasta ponerse en contacto con el servicio de atención al cliente.  

Reacción contundente

En los tiempos que corren no resulta extraño que muchas unidades de vehículos sean llamadas a revisión. Quizás en este caso lo que más ha llamado la atención ha sido la premura y contundencia del comunicado de Opel. En general, los fabricantes no suelen dar explicaciones muy concretas de los componentes afectados, y muchísimo menos publicar las instrucciones para la comprobación en su página web. Hasta el día de hoy no hay constancia de que se haya producido ningún incidente debido a esa pieza, y en Opel se han propuesto poner todo de su parte para que no ocurra. En principio todo debería discurrir con normalidad ya que al tratarse de vehículos recién vendidos, todos los propietarios figurarán en la base de datos del fabricante, por lo que no deberían tener problemas para ser localizados.

Opel llama a revisión de forma urgente a los dueños de los modelos Adam y Corsa
Comentarios