Buscar

MUNDIARIO

La ONU activa un plan humanitario por 2.000 millones de dólares para neutralizar la pandemia

Los organismos de las Naciones Unidas serán los encargados de llevar a cabo el plan de respuesta con la ayuda de las ONG. El mecanismo multilateral global entra en acción.
La ONU activa un plan humanitario por 2.000 millones de dólares para neutralizar la pandemia
Asamblea General de la ONU / elsumario.com
Asamblea General de la ONU / elsumario.com

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina.

El planeta entero está en guerra contra un enemigo invisible y silencioso, cuyos ataques generan una reducción del capital humano del mundo, poniendo en peligro la estabilidad de los sistemas sociales y económicos que garantizan la seguridad y la paz global. Es por ello que ante una crisis planetaria, se requiere una respuesta global, que hoy ha sido materializada. Y es que el Secretario General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, ha lanzado este miércoles un plan coordinado de respuesta humanitaria mundial por un valor de 2.000 millones de dólares que servirá para luchar contra coronavirus (COVID-19) en algunos de los países más vulnerables del mundo.

Ante una escalada de la paralización humana y social, que conllevó a un estado de shock en la economía mundial, este plan humanitario busca proteger a millones de personas y evitar que el virus vuelva a esparcirse en todo el planeta. De esta forma, se podría crear un mecanismo sanitario y económico a modo de una especie de 'vacuna mundial' anti-crisis, que permitiría blindar a la humanidad de nuevos ciclos históricos de reestructuración, agitación y retracción en todos los ámbitos públicos como esta pandemia.

Tras matar a más de 19.000 personas en todo el mundo y con más de 400.000 casos notificados, el virus está presente en todo el mundo y, en estos momentos, está llegando a países que previamente se enfrentaban a crisis humanitarias debido a conflictos, desastres naturales y el cambio climático. Las regiones del planeta que albergan a países seriamente afectados por sistemas políticos corruptos y crisis económicas inducidas son América del Sur, América Central, África y Oriente Medio.

Los organismos de las Naciones Unidas serán los encargados de llevar a cabo el plan de respuesta con la ayuda de las ONG. El plan consiste en: Entrega de equipos de laboratorio necesarios para analizar el virus y suministros médicos para tratar a las personas, instalación de puestos de lavado de manos en los campamentos y asentamientos, lanzamiento de campañas de información pública sobre cómo protegerse a sí mismo y a los demás del virus, y el establecimiento de puentes aéreos y centros de distribución en África, Asia y América Latina para trasladar a los trabajadores y suministros humanitarios a los lugares donde más se necesitan.

Este paquete de medidas podría modificar positivamente la dinámica del derecho internacional humanitario para evitar que los efectos traumáticos a nivel social, económico y político post-crisis absorban a esos países hacia ciclos más agudos de recesión e involución multidimensional.

El diplomático portugués António Guterres, destacó que el coronavirus representa una amenaza para toda la humanidad “y la humanidad entera tiene que plantarle cara. No basta con la respuesta individual de cada país”.

“Esas personas no tienen un hogar en el que puedan practicar el aislamiento social o aislarse. Les falta agua limpia y jabón para realizar el acto más básico de protección personal contra el virus: lavarse las manos. Si se enferman de gravedad, no tienen forma de acceder a un sistema de salud que pueda ofrecerles una cama de hospital y un ventilador”, declaró. @mundiario