La OMC autoriza a la Unión Europea a sancionar a EE UU por 4.000 millones de dólares

OMC-760x380
Sede principal de la Organización Mundial del Comercio en Ginebra, Suiza / El País.
No se descarta la posibilidad de que este impasse comercial genere un foco de tensión diplomática entre Washington y Bruselas justo a tres semanas de las cruciales elecciones presidenciales en Estados Unidos.
La OMC autoriza a la Unión Europea a sancionar a EE UU por 4.000 millones de dólares

Las disputas por el control de los grandes flujos de capitales entre dos socios y dos mercados históricamente aliados, parecen contraproducentes e inviables, pero esta vez Europa ha encontrado una razón para contrarrestar los embates comerciales de la primera economía mundial a través de su perturbadora política de aranceles.

Y es que la decisión de la Organización Mundial del Comercio (OMC) de autorizar a la Unión Europea a imponer sanciones comerciales contra Estados Unidos por 4.000 millones de dólares llega en la recta final de una campaña electoral que, según analistas, hace difícil que Washington se incline de inmediato por una solución negociada.


Quizás también te interese:

El FMI advierte de que la crisis económica mundial por la pandemia está “lejos de terminar”


Esto implica que a tan solo 21 días de unas elecciones presidenciales que marcarán el futuro del sistema económico, de poder, político, diplomático y geopolítico de Estados Unidos, la imposición de esta carga financiera supone un shock fiscal para un Gobierno (el de Donald Trump) que no ha logrado destrabar un segundo paquete de rescate a la economía estadounidense por 2 billones de dólares, estancado en el Congreso. 

Entonces, se trata de un desbalance que Washington podría tardar en canalizar y procesar por el impacto comercial-financiero que esto generará en una de sus empresas más rentables en territorio europeo, y que le reporta más de 20.000 millones de dólares al año tanto al PIB estadounidense como en flujos de capitales en impuestos al Gobierno de Trump.

El argumento de la Organización Mundial del Comercio es que estas sanciones han sido aprobadas como “una contramedida a las ayudas ilegales que EE UU ha concedido por años a su constructor aeronáutico Boeing (la mayor compañía fabricante de aviones a nivel mundial)”.

Entonces, no se descarta la posibilidad de que este impasse comercial genere un foco de tensión diplomática entre Washington y Bruselas justo a tres semanas de que se determine si el sistema proteccionista-nacionalista de Trump continuará al frente de la Casa Blanca por cuatro años más o entrará en el epicentro de poder global la eventual nueva Administración de Biden, que apuesta por un sistema liberal-progresista, que tal vez sea mucho menos beligerante y abierto comercialmente con Europa. @mundiario 

La OMC autoriza a la Unión Europea a sancionar a EE UU por 4.000 millones de dólares
Comentarios