Buscar

MUNDIARIO

OIT: “La pandemia ha destruido casi 500 millones de empleos en todo el mundo”

Estamos en medio de la peor crisis de empleo y de subsistencia socioeconómica familiar que se haya visto en el mundo en los últimos 100 años.
OIT: “La pandemia ha destruido casi 500 millones de empleos en todo el mundo”
El director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Rider / Euronews.
El director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Rider / Euronews.

La humanidad está perdiendo progresivamente su capacidad de fuerza de trabajo para mantener activos los sistemas de producción que garantizan su bienestar y su subsistencia socioeconómica. No se trata de una falta de capital humano, sino de una profunda austeridad financiera global que impide reanimar en su plenitud el sistema de trabajo y el mercado laboral para volver a imprimirle dinámica a la economía mundial. Así lo ve el organismo encargado de velar por la seguridad y la expansión del trabajo rentable y digno en todo el planeta: la OIT.

Y es que la pandemia de Covid-19 provocó en el segundo trimestre de 2020 “una pérdida de horas de trabajo equivalente a 495 millones de empleos, y entre enero y septiembre los ingresos de los trabajadores cayeron en 3,5 billones de dólares”, según concluye un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicado este miércoles.


Quizás también te interese:

El mundo económico, entre las criptomonedas y un nuevo contrato social

Esto implica que esa enorme masa de capitales ha sido absorbida por la recesión derivada de la pandemia y representa un 4,4% de la economía mundial, cuyo producto interno bruto (PIB), es decir, su valor neto, equivale a 80 billones de dólares, de los cuales US$3,5 billones no circularán como ingresos y rentas que alimentan el consumo de millones de familias alrededor del mundo y alimentan los circuitos de consumo en las redes comerciales que proveen más empleos y bienestar socioeconómico-laboral. Sin duda, es todo un complejo efecto dominó, como prácticamente todo en este mundo posmoderno hiperconectado del siglo XXI.

El nuevo informe sobre los efectos de la pandemia en el mercado laboral global, el sexto que elabora la organización con sede en Ginebra (Suiza), indica cifras más preocupantes que las del anterior estudio de junio, en el que la pérdida de empleos equivalente se había cifrado en 400 millones comparado con cifras del año anterior.

Por lo tanto, si 400 millones de empleos perdidos en junio abarcaron un total de 600.000 millones de dólares en salarios que no se pagaron y que dejaron sin ingresos ni medios de subsistencia básica a trabajadores de una docena de países, los 495 millones de empleos perdidos entre julio y agosto, con un desempeño posiblemente negativo en septiembre -que está cerca de terminar- equivalen a 700.425 millones de dólares en salarios que no entrarán a más de 200 millones de hogares alrededor del mundo. 

Estamos en medio de la peor crisis de empleo y de subsistencia socioeconómica familiar que se haya visto en el mundo en los últimos 100 años. @mundiario