Buscar

MUNDIARIO

La OCDE estima que por cada mes de confinamiento se perderán dos puntos del PIB mundial

Solo el turismo se enfrenta a una caída de hasta el 70%, pues esa es la actividad que sostiene las economías y alimenta los PIB de muchas naciones
La OCDE estima que por cada mes de confinamiento se perderán dos puntos del PIB mundial
Sede de la OCDE en París, Francia / HispanTV.
Sede de la OCDE en París, Francia / HispanTV.

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista venezolano especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina. @mundiario

La economía está en una fase inicial de la recesión que ya se instaló, y que amenaza con lastrar el PIB mundial a un límite alarmante por debajo del umbral de 1,5% de crecimiento proyectado para el final de 2020 luego de que, antes de la pandemia, ese pronóstico de crecimiento fuese del 3%. El panorama no pinta bien y todo parece indicar que la economía mundial crecerá un 1% o menos del 1% si la crisis sanitaria global no es contenida por la mayoría de los Estados occidentales antes de finalizar junio, mes tope en el que China dijo que podría empezar a perder fuerza la expansión del coronavirus.

Este es un hito histórico que cambiará y alterará permanentemente las formas de relación socioeconómica en los distintos niveles de la economía, pues el capital humano ahora evoluciona y migra hacia nuevas estrategias de generación de rentas, nuevos patrones de consumo y una nueva configuración de la oferta y la demanda en los mercados mundiales. Por ello, a medida que avanza la pandemia, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) pinta un panorama cada vez más sombrío para la actividad económica, marcada por una paralización e inmovilización absoluta de la dinámica humana y social que no se veía desde aquellos oscuros meses de la Segunda Guerra Mundial. 

Según los cálculos del organismo, por cada mes de confinamiento, aislamiento social o, como lo llaman en América Latina, cuarentena, las economías sufrirán una pérdida de unos dos puntos de producto interno bruto (PIB). Es decir, por cada mes que la humanidad no produzca trabajo y no haga circular capital dentro de los circuito de consumo, el valor anual de los ingresos netos de cada país, totalizados en la cantidad de capital que se multiplica en el planeta anualmente, perderá un 2%, lo que equivale a pérdidas mensuales de 1.600.000 de dólares en el PIB de la economía mundial, denominado en 80,6 billones de dólares. Actualmente, esa es la cantidad de dinero que se produce y existe en el planeta con una población global de 6.000 millones de seres humanos, estimada en unos 8.500 millones para el año 2025. 

Solo el turismo se enfrenta a una caída de hasta el 70%, pues esa es la actividad que sostiene las economías y alimenta los PIB de muchas naciones, en especial las dos más golpeadas por la pandemia en todo el mundo: Italia y España.

El cierre está afectando ahora mismo a unos sectores que suponen en su conjunto alrededor de un tercio del PIB de las principales economías, lo que equivale a un 20% del valor de las siete economías más poderosas del mundo y que sostienen el sistema global actual. Tanto así, que los países del G-7 representan más del 64% de la riqueza global (26 billones de dólares).

La OCDE calcula que los países experimentarían un recorte de la producción por los cierres superior al 15% si la crisis sanitaria se extendiera un año, lo que generaría una recesión industrial que podría contraer el PIB del planeta en una pérdida de al menos 10 billones de dólares. 

Para España esa estimación llega casi al 30%, lo que la convierte en una de las economías más perjudicadas, detalla un informe del organismo multilateral que agrupa a las 39 economías más grandes del mundo. @mundiario