El número de herencias rechazadas se dispara en la última década

Ángel. / Pixabay
Ángel. / Pixabay

Entre 2007 y 2017 el número de herencias rechazadas ha aumentado un 289%, en gran parte por la dificultad de hacer frente al impuesto de sucesiones. 

El número de herencias rechazadas se dispara en la última década

Entre 2007 y 2017 el número de herencias rechazadas ha aumentado un 289%, en gran parte por la dificultad de hacer frente al impuesto de sucesiones. 

La cantidad de herencias rechazadas no ha parado de aumentar durante los últimos diez años. En 2007 los españoles dejaron escapar el 3,4% de los legados, un total de 11.048 herencias, mientras que el año pasado la cifra aumentó hasta el 10,5% del total, casi 43.000 herencias rechazadas, según los datos del Consejo General del Notariado. En una década, el número de legados que no han sido aceptados casi se ha cuadruplicado.

Aceptar una herencia es un derecho y no una obligación, tal y como establece el Código Civil. Y no siempre sale a cuenta, de ahí que muchos la rechacen. Una de las razones para repudiar una herencia son las deudas que acumula el fallecido, sobre todo si estas superan el valor de los bienes heredados. No olvidemos que cuando se hereda se reciben también las deudas que tenía el fallecido.

Sin embargo, la plataforma Stop Impuesto Sucesiones, cuyo objetivo es eliminar este tributo, apunta otra razón para explicar el aumento de herencias rechazadas: la dificultad para acceder al crédito, lo que impide a las familias hacer frente al impuesto de sucesiones. Tal y como publican en su web, esta sería la razón principal del incremento de herencias rechazadas.

Diferencias entre comunidades de más de 100.000 euros

Las comunidades autónomas son las encargadas de cobrar el impuesto de sucesiones, lo que provoca que morirse en una comunidad sea considerablemente más caro que en otra. La norma estatal establece un porcentaje de entre el 7,65% y el 34%, pero las comunidades aplican sus propias deducciones y bonificaciones.

El REAF, órgano especializado del Consejo General de Economistas, explica estas diferencias con un ejemplo: un soltero de 30 años que herede bienes de su padre por un total de 800.000 euros, de los cuales 200.000 se correspondan con la vivienda del fallecido, tendría que pagar una cuota de 155.000 euros en Aragón y de 103.000 en Asturias, mientras que en La Rioja, Extremadura, Murcia y Madrid el impuesto sería de menos de 5.000 euros, en las Canarias, de solo 134 euros y en Andalucía, de cero euros

Importe del impuesto de sucesiones por comunidades autónomas. / REAF

Fuente: Panorama de la fiscalidad autonómica y foral 2018 elaborado por el Consejo General de Economistas.
 

La dificultad  se agudiza por el hecho de que las familias tienen que hacer frente a esta obligación fiscal en solo seis meses, algo que no está al alcance de todos. No obstante, se puede solicitar una prórroga de otros seis meses, pero en ese caso se establece la obligación de satisfacer un interés de demora.

Solicitar un préstamo para pagar el impuesto de sucesiones

Si necesitamos liquidez y no basta con solicitar una prórroga, podemos intentar negociar un préstamo personal con nuestro banco. Actualmente el tipo de interés medio de los préstamos en España es del 7,53% (datos de agosto del Banco de España). Antes de firmar tendremos que valorar si una vez devuelto el principal y los intereses, el balance de la herencia es positivo. Recordemos que cuanto menos tiempo tardemos en devolver el crédito, menos intereses pagaremos.

Otra opción es recurrir a los préstamos con garantía hipotecaria de las compañías de capital privado. De hecho, la aceptación de herencias es una de las finalidades más frecuentes de este tipo de créditos (mientras estas compañías anuncian abiertamente esta finalidad, el número de bancos que promociona préstamos personales o hipotecarios para la aceptación de herencias es casi nulo, afirman fuentes del comparador de productos financieros HelpMyCash.com).

Estas compañías permiten solicitar liquidez para hacer frente al traspaso patrimonial, pero requieren que el cliente ponga como garantía una vivienda, que puede ser la propiedad que se reciba como herencia. Si el inmueble heredado se vende rápidamente, el préstamo se puede devolver en poco tiempo. No obstante, al ser un préstamo con garantía hipotecaria, si no se puede hacer frente a las deudas, se pierde el inmueble.

Un ejemplo de las opciones de este mercado es la compañía PideTuCrédito, especializada en préstamos con garantía hipotecaria. Permite solicitar entre 6.000 y 100.000 euros con un tipo de interés de entre el 8,95% y el 16% TIN y un plazo de devolución de hasta 10 años (TAE de entre el 11,55 y el 17,89%). La compañía explica que no importa si el cliente está inscrito en un fichero de morosos como Asnef. @mundiario

El número de herencias rechazadas se dispara en la última década
Comentarios