Nuevas alternativas en los modelos de gestión empresarial externalizada

Maas. / Eclos
Maas. / Eclos

En una economía globalizada, con empresas obligadas a crecer, el régimen de management as a service (Maas) se consolida como una alternativa de gestión, según explica este autor en su análisis.

Nuevas alternativas en los modelos de gestión empresarial externalizada

En una economía globalizada, con empresas obligadas a crecer, el régimen de management as a service (Maas) se consolida como una alternativa de gestión, según explica este autor en su análisis.

Los nuevos modelos de gestión empresarial en régimen de externalización de servicios ha tomado protagonismo en este periodo recesivo que hemos pasado y cobrarán especial relevancia si tenemos en cuenta que el entorno va a ser volátil, incierto, complejo y ambiguo. La reducción del consumo, la disminución de los márgenes brutos, la necesidad de especialización, los grandes volúmenes de información, el crecimiento exponencial de la tecnología y la imperiosa necesidad de crecimiento, entre otros, han llevado a las organizaciones a contar con estos servicios de manera habitual.

La necesidad de crecimiento es clara si tenemos en cuenta que el reparto de las 3.000.000 empresas españolas es el siguiente y que dicho periodo no ha contribuido a mejorarlo:

> Autónomos: 1.500.000 son trabajadores autónomos sin personal, o empresarios auto-empleados,

> Microempresas: 750.000 son micro-empresas, con 1 o 2 empleados,

> Pymes: 700.000 son empresas pequeñas o medianas, con más de 2 empleados, y

> Grandes empresas: 30.000 pueden considerarse así, en una acepción más o menos amplia del concepto.

Todas estas razones que apuntamos han contribuido en España a que la figura del Interim Manager haya tenido un gran auge. Aunque el origen de esta figura tiene antecedentes en la antigua Roma (publicanos), en la práctica moderna ha sido en Holanda y EE. UU. en los años 70 donde mayor relevancia ha tenido. El interim management o gestión por transición, es un servicio prestado por una persona de alta cualificación en una o varias especialidades y/o sectores y con amplia experiencia, que se incorpora a la estructura directiva de la empresa durante un tiempo determinado para realizar una misión o proyecto concreto. Su labor profesional se caracteriza por ser el catalizador de un cambio necesario en la empresa, aportando y ejecutando ideas, centrándose en la rentabilidad del cliente y siendo flexible en todo momento.

Al amparo de esta figura surge otra que para nosotros tiene especial relevancia, el Interim Business Partner en Dirección de Personas. Con un alto grado de especialización, con un conocimiento dual del negocio y de las personas, viene a aportar el equilibrio necesario dentro de los comités de dirección de las empresas.

La pasada crisis ha dejado patente que uno de los intangibles claves en las organizaciones son las personas. Estas son gestionadas tradicionalmente por la figura del Director de RR. HH, que ocupa generalmente un papel secundario en el comité de dirección, además de que conceptualmente, no se puede dirigir Personas si las consideramos recursos. Estos profesionales, de carácter interino, buscan aportar equilibrio en las decisiones directivas, dados sus conocimientos, no solo en el campo de la gestión de Personas, sino en el financiero y de negocio. Poder trasladar los objetivos de la organización a las personas de una forma clara y entendible, así como incluir dentro de los objetivos de la organización indicadores de talento, son sus misiones fundamentales.

Tanto el interim manager con el interim business partner, han aportado, a nivel individual, nuevas dinámicas de gestión y flexibilidad a las PYMES que les han ayudado a adaptarse al nuevo ciclo económico. Sin embargo, las exigencias del mercado son tan grandes que no es suficiente con la aportación que han realizado dichas figuras. No solo es preciso gestionar el cambio y el conocimiento, sino que también tenemos que gestionar la incertidumbre, ello nos lleva a la necesidad de colaborar con distintos profesionales especializados para poder abordar estos nuevos retos. Estos retos de mercado están determinando el naciendo de nuevas formas de gestión colaborativa. En un escenario donde “la economía colaborativa va a ser uno de los 10 conceptos que van a cambiar el mundo”, según la revista Time, estos nuevos modelos marcarán un camino a seguir.

Un ejemplo práctico de esta evolución, es el proyecto Eclos Consulting Group que es un equipo de profesionales con más de 15 años de experiencia en gestión directiva que se asocian creando una mercantil para dar servicio en las áreas de mayor valor a cualquier tipo de organización y con una clara visión de sostenibilidad en todas sus prácticas profesionales. Las ventajas de este nuevo modelo son muy claras, desde las sinergias que se consiguen con la coordinación de perfiles tan especializados, la combinación del interim manager con el business partner y el consultor, hasta la flexibilidad de dar soluciones a las empresas en todas sus áreas de valor a unos costes asumibles y siempre por profesionales senior con amplia experiencia. En definitiva, un modelo que permite una gestión eficaz del cambio, del conocimiento y de la incertidumbre que caracteriza la época que estamos viviendo.

La historia de creación de Eclos ha sido toda una experiencia colaborativa que ha tardado más de 12 meses en llevarse a cabo. Conseguir que profesionales experimentados y con brillantes trayectorias viesen el proyecto, compatibilizar servicios y productos, estructurar la sociedad, definir la metodología de trabajo, han sido enseñanzas que aportan luz a este nuevo camino. Quiero destacar el esfuerzo que estos 10 profesionales han realizado para crear un modelo que dará mucho que hablar en los próximos años y como no, el de otras tantas personas que durante el proceso de creación han aportado valor. Decíamos hace ya dos años, la colaboración se ha puesto de moda, Eclos es un ejemplo.

Nuevas alternativas en los modelos de gestión empresarial externalizada
Comentarios