Nueva serie en MUNDIARIO sobre las operaciones corporativas

Comunicación empresarial.
Cierre de una negociación empresarial. / RR SS

Establecer el valor de una empresa es un reto al que tiene que enfrentarse, al menos una vez en la vida, un empresario. La nueva serie cuenta con el aval técnico de Zincapital.

Nueva serie en MUNDIARIO sobre las operaciones corporativas

Las operaciones corporativas son cada vez más frecuentes. Todos hemos oído hablar en un entorno más o menos cercano de empresas que se venden, que se compran, que se fusionan, que "salen a bolsa", etcétera. Con independencia del misterio que pueden tener esas expresiones, siempre surge una duda: "pero esa empresa ¿valía tanto?" o "¡qué cara/barata se vendió! En el fondo de estas expresiones subyace una cuestión capital: la valoración de la propia empresa.

Establecer el valor de su empresa es un reto al que tiene que enfrentarse, al menos una vez en la vida, un empresario. Para valorarla, se deben aplicar unos conocimientos técnicos básicos que incluyen el valor, el método de valoración escogido, los procesos de cálculo, etcétera. Todo ello es necesario para responder a preguntas tales como: ¿cuánto vale la compañía de la que soy accionista?, ¿para qué y quién se hace la valoración?, ¿por qué se hace de esta u otra forma?, ¿cuál es el valor de mi competencia? o ¿qué coste tendría comenzar nuevamente la actividad que desarrollo?.

Existen distintos métodos de valoración, utilizados en distintas circunstancias y con diversos grados de acierto

Para dar respuesta a estas preguntas, existen distintos métodos de valoración, utilizados en distintas circunstancias y con diversos grados de acierto. En la actualidad, se usa un número limitado de metodologías generalmente aceptadas y consideradas como los enfoques adecuados para estimar el valor de una compañía. Este conjunto es lo que habitualmente se denomina como Normas Internacionales de Valoración.

Estos métodos varían en sofisticación y objetivos, y presentan sus ventajas e inconvenientes. Así, suele ser más simple y rápido utilizar un múltiplo de valoración, ya que el método del cálculo de un flujo de caja descontado (FCD) requiere del establecimiento de hipótesis fundadas y del conocimiento del negocio, además de una cantidad considerable de tiempo. Por el contrario, los múltiplos de valoración son muy influenciables por la coyuntura del mercado de capitales en cada momento.

En consecuencia, se puede decir que los métodos escogidos tienen que ser utilizados cuidadosamente, ya que cada uno será más apropiado para determinadas circunstancias (disponibilidad de información acerca de la compañía y el mercado, límites de tiempo, presupuesto para su realización, etcétera). En cualquier caso, debe tenerse en cuenta que lo más adecuado no es confiar en un único método de valoración.

Para obtener una estimación realista y precisa del valor de una compañía, Zincapital recomienda comparar los resultados de al menos dos métodos 

"Con el fin de obtener una estimación realista y precisa del valor de una compañía, en Zincapital recomendamos comparar los resultados de al menos dos métodos y complementar el uno con el otro", señala un portavoz de esta firma independiente que ofrece asesoramiento estratégico, financiero y tecnológico a inversores y emprendedores con ideas innovadoras, que quieren iniciar una fase de crecimiento o que tengan intención de ser una compañía cotizada.

Precisamente de la mano de Zincapital, MUNDIARIO publicará durante las próximas semanas una serie de análisis explicativos acerca de las consideraciones que habitualmente hace el sector cuando sus clientes plantean la realización de valoraciones de sus compañías y las implicaciones que ellas tienen para la adopción de medidas tendentes a la realización de operaciones corporativas de diferente naturaleza.

Nueva serie en MUNDIARIO sobre las operaciones corporativas
Comentarios