Nueva moda: la banca online

Una mujer. / Pixabay
Mujer consultando banca online. / Pixabay

A pesar de la reconversión de la banca para adaptarse a las nuevas tecnologías, muchos ciudadanos siguen teniendo la misma duda: ¿qué diferencia hay entre salario bruto el salario neto?

Nueva moda: la banca online

¿Sabías que 15 millones de españoles ya acceden a sus cuentas bancarias y productos financieros a través de Internet? Una cifra nada desdeñable teniendo en cuenta, además, que los usuarios de banca electrónica en España han crecido un 65% desde 2010. En términos de usuarios de Internet, el 50% de todos los que se declaran como internautas utilizaron en 2018 la banca online en España. Una tendencia que sigue en alza y para la que la banca sigue adaptándose e innovando.

Podemos datar en 2007 el año en que en España comenzaron a realizarse operaciones bancarias digitales pero no fue hasta el 11 de julio de 2008, día que se presentó en España el primer iPhone, el iPhone 3G, cuando la banca comenzó a trabajar duro para adaptar sus interfaces de usuario y convertirse realmente en bancos virtuales en los que poder realizar múltiples operaciones, a cualquier hora del día, sin necesidad de pasar por la oficina física.

Una actualización absolutamente moderna si echamos la vista atrás cuando aún acudíamos a nuestra sucursal a poner al día la libreta bancaria. Toda esta modernidad en el ámbito bancario choca de frente con una duda que asalta a muchos trabajadores o futuros asalariados y que nada tiene que ver con las nuevas tecnologías o las nuevas formas de interactuar con nuestro dinero: saber diferenciar el salario bruto del salario neto.

Cómo calcular el salario bruto

El salario bruto es la cantidad total que se acuerda como el salario de un trabajador, eso sí, sin haberle restado las deducciones y retenciones a las que obliga la ley. Por tanto, en la nómina de todo trabajador aparecerá el salario bruto en la primera parte de ésta, en una sección llamada Devengos y que está formada por el salario base más los complementos salariales e indemnizaciones y prestaciones correspondientes, en el caso de que existan, como el plus de antigüedad, las dietas de viaje, etc.

Aunque el salario bruto no sea el que nos van a ingresar en nuestra cuenta bancaria, sirve para conocer aspectos como estos:

1. Determinar qué base de cotización se está descontando de la nómina para conocer prestaciones de la Seguridad Social como bajas por enfermedad, maternidad y paternidad, la jubilación, la pensión de viudedad y las prestaciones por desempleo.

2. El IRPF (Impuesto de la Renta de las Personas Físicas) es el impuesto más importante del sistema tributario español y con el que se cumple con Hacienda. Por eso, cuanto más se retenga en este impuesto, seguramente que la declaración de la renta salga a devolver.

3. Ante una indemnización por despido se tiene en cuenta el salario bruto percibido.

Qué es el salario neto y cómo calcularlo

El salario neto es el dinero que realmente el trabajador cobrará después de haberle restado al salario bruto las cotizaciones a la Seguridad Social y deducciones como el porcentaje correspondiente al Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

En la nómina, la cantidad que resulta de restar al salario bruto las deducciones y retenciones, aparece nombrada como líquido a percibir y es lo que se le ingresará al trabajador en la cuenta bancaria. Esa a la que muy probablemente accederá a través de su teléfono móvil u ordenador.

Nueva moda: la banca online
Comentarios