Que no te cuenten historias: la Bolsa siempre cae tras unas elecciones generales

Índices bursátiles. / Mundiario
Índices bursátiles. / Mundiario

Los mercados siempre han reaccionado a la baja tras unos comicios y, de hecho, la victoria de Aznar en 1996 provocó el mayor desplome, del 5,2%.

Que no te cuenten historias: la Bolsa siempre cae tras unas elecciones generales

Así es. Tras el resultado electoral del #20D en España el Ibex 35, el mayor indicador y más importante de la Bolsa española, retrocedió un 3,6%, lo cual es un caída importante para un mercado que mueve miles de millones de euros cada día, pero no es una excepción respecto a otras elecciones generales celebradas previamente.

De hecho, al echar la vista atrás y analizar el gráfico de evolución de este indicador, se puede comprobar que tras todas las citas electorales el Ibex se vino abajo. Al menos esto es lo que ha sucedido desde que el Ibex 35 nació en 1992. La primera campaña que afrontó el mercado bursátil fueron los comicios de junio de 1993, en los que Felipe González sobrevivió a un cada vez más irresistible José María Aznar. La Bolsa solo cayó un tímido 0,47%. 

Sin embargo, pese a su fama de liberal, el desembarco de Aznar en La Moncloa no sentó bien al selectivo, que se dejó un 5,2% en la primera jornada tras el cambio de PSOE a PP avalado por las urnas. Este fue hasta ahora el mayor desplome del Ibex tras una cita electoral. 

Un dato que da cuenta de que los mercados son desconfiados en cualquier situación (menos cuando se juega con subprimes o productos complejos que ni los mismos inversores entienden) es lo que sucedió el 13 de marzo del 2000. En la resaca de la mayoría absoluta de José María Aznar, las mayores empresas españolas respondieron con una tendencia bajista, cediendo un 1,2%. Ni la estabilidad de un partido consiguió calmar a Don Dinero. 

Por su parte, Zapatero (PSOE) tampoco se libraría de las bajadas, siendo más pronunciada la que tuvo lugar el 15 de marzo de 2004, tras su victoria sobre Aznar, que coincidió trágicamente con los terribles atentados del 11 de marzo en Madrid. 

La ley del dinero

Los recortes, el paro y el temor al déficit público oculto marcaron la campaña de 2011, en la que Mariano Rajoy, el actual presidente en funciones, alcanzó una incontestable mayoría absoluta. Pero ni eso fue suficiente para que el Ibex se dejara un 3,5%.

Precisamente este porcentaje es casi idéntico al registrado este lunes, 21 de diciembre de 2015. Aunque con una importante diferencia: son las primeras elecciones que no se sabe claramente qué partido gobernará España, ya que ninguno por sí solo cuenta con una mayoría suficiente. Teniendo en cuenta este factor, no parece ser una caída demasiado pronunciada considerando que esta vez la incertidumbre es aún mayor que en las elecciones generales celebradas hasta ahora. Por tanto, que no te cuenten historias, los mercados siempre recelan de los cambios de gobierno, sean del color que sean. Es ley de vida. Es la ley del dinero. 

Que no te cuenten historias: la Bolsa siempre cae tras unas elecciones generales
Comentarios