Ningún inversor fuera de la UE podrá comprar más del 10% de una empresa cotizada española

ibex
Indicador Ibex 35 de la Bolsa de Valores de Madrid / valenciaplaza.com
La medida de emergencia se adopta ante el desplome de las principales firmas del Ibex 35, un índice que ha perdido el 30% de su valor desde el inicio de la crisis del Covid-19. El Gobierno empieza a aplicar medidas proteccionistas.
Ningún inversor fuera de la UE podrá comprar más del 10% de una empresa cotizada española

La crisis sanitaria del coronavirus no da tregua y comienza a trasladarse la incertidumbre de los mercados financieros directamente a las empresas de mayor cotización en España. Eso se ve reflejado en los balances de aquellas compañías que han visto mermas importantes en su flujos de caja debido a la salida masiva de capitales de sus índices accionarios para trasladarse a valores refugio como el dólar y el oro, que comienzan a posicionarse nuevamente como patrones mundiales rememorando la época de los famosos Acuerdos de Bretton-Woods.

Y es que el Gobierno ha anunciado, como parte del paquete de medidas económicas aprobado este martes en el Consejo de Ministros, un blindaje de las empresas cotizadas españolas para evitar focos de hostilidad financiera procedentes de inversores del exterior de la zona euro. Esta medida implica que todo tenedor de capitales ajeno a la Unión Europea, deberá abstenerse de comprar acciones de las empresas españolas que acumulan dividendos en la Bolsa de Valores de Madrid. 

La medida de emergencia se adopta ante el desplome de las principales firmas del Ibex 35, un índice que ha perdido el 30% de su valor desde el inicio de la crisis del Covid-19, lo que supone un desplome de más del 7% para un índice accionario que durante mucho tiempo había mantenido una curva ascendente bastante positiva en el desempeño y comportamiento del flujo de salida y entrada de capitales a España, por supuesto, con importante superávit en la captación de rentas por parte de las compañías española. 

El decreto del Gobierno, al que tuvo acceso El País, señala que "el impacto de la crisis global desencadenada por el Covid-19 sobre los mercados bursátiles mundiales y, en particular, sobre la bolsa española, cerca de un 30% en apenas tres semanas, supone una amenaza cierta para las empresas españolas cotizadas, pero también para las no cotizadas que están viendo mermado su valor patrimonial, muchas de ellas de los sectores estratégicos de nuestra economía, de que se lancen operaciones de adquisición de las mismas por parte de inversores extranjeros".

Por lo tanto, la prima de riesgo española podría aumentar significativamente ante esta nueva medida de proteccionismo económico y financiero con la que el Gobierno trata de blindar al país de una movilidad humana que pueda aumentar la propagación del coronavirus, y que además, genere una situación de inversiones compulsivas en títulos valores con bajos índices de rentabilidad por la misma crisis y recesión de la economía mundial, espiral en la que caerá la economía española. @mundiario

Ningún inversor fuera de la UE podrá comprar más del 10% de una empresa cotizada española
Comentarios