Netflix vs. Disney: ¿con qué cuenta cada una tras anunciar su separación?

Netflix. / RR SS
Netflix. / RR SS

Las dos empresas dividirán sus caminos en 2019 en un anuncio al que Wall Street ha reaccionado de forma bipolar. ¿Qué ventajas y desventajas tiene cada una?

Netflix vs. Disney: ¿con qué cuenta cada una tras anunciar su separación?

Walt Disney Co ha hecho oficial que retira sus producciones del catálogo de Netflix en un anuncio que parece haber sorprendido a todos menos a la misma aplicación y a sus inversores. Con 20 años de vida, 10 ofreciendo el servicio que les distingue y 18 meses de hacerlo en todo el mundo, la plataforma se lo ha tomado con calma pues se trata de una firma que desde su mero nacimiento tuvo que remar contra la corriente.

Vale recordar que Netflix nació como una alternativa a Blockbuster, la cadena de locales de alquiler de películas y videojuegos. Aquella misión se cumplió con creces y hoy apenas queda algún rastro de Blockbuster. Su fundador, Reed Hastings, es un auténtico visionario y en su camino a la fortuna que tiene hoy en su cuenta bancaria ha revolucionado varias industrias, como la de la televisión, cine e incluso la de servicios de almacenamiento y telecomunicaciones, pues para 2015 era suyo hasta el 35% del ancho de banda en Estados Unidos.

Hastings estaba al tanto que su idea era tan buena que notardaría mucho en surgir algún pillo que le hiciera competencia. Por ello optó por empezar a producir su propio material. El primer proyecto fue la malograda House of Cards, estrenada en 2013, y hoy, a cuatro años de aquello, cuenta ya con más de 50 producciones entre propias, readaptaciones de producciones de terceros e incluso resurrección de proyectos descartados por otras compañías.

A día de hoy la plataforma es ya más que un puro servicio de distribución (para el que este año invertirá 6.000 millones de dólares) y por eso es que sus acciones apenas sufrieron algún efecto tras el anuncio vespertino de Disney. La separación se concretará en 2019, pero aun así las acciones no cayeron más que un simple 2,2% al día siguiente, mientras que las de Disney perdieron prácticamente el doble, con un 4,5%. Los padrinos saben que movimientos como este se irán multiplicando sobre la marcha y tratan de no entrar en pánico por ello.

Lo que está por ver es cómo reaccionará la plataforma en cuanto Disney tenga la suya. Es decir, la casa del ratón se lleva consigo franquicias desarrolladas por Disney Studios, Pixar, Lucas Film, Marvel Studios, A&E, e incluso la distribuidora Touchstone Pictures. Todas ellas dejarán un vacío enorme para el que Netflix más le vale ir encontrando un relleno.

En favor de Hastings juega que será la primera vez que Disney pruebe un proyecto como este y los antecedentes no juegan a su favor. Por ejemplo, HBO lanzó HBO Go y la misma ha sido un desastre por su decepcionante interfaz y los miles de problemas de acceso, relata Forbes. Disney quiere evitarse quebraderos de cabeza y por eso apunta a que su aplicación sea inicialmente solo para Estados Unidos y luego, si supera ese primer y exigente filtro, expandirla a los confines de la tierra.

Las productoras y distribuidoras han caído en la cuenta que pueden sacar mayor tajada si borran al intermediario del mapa. Ya en México lo hizo Televisa, por ejemplo, y con Disney probablemente vengan muchas más. Tanto así, que hasta las grandes tecnológicas quieren probar suerte en el campo, como Apple, YouTube y hasta Amazon, es decir, nombres propios y pesados. Amazon puntualmente, de acuerdo a la revista Vanity Fair, invertirá hasta 4,500 millones de dólares en la creación de contenido original. @mundiario

Netflix vs. Disney: ¿con qué cuenta cada una tras anunciar su separación?
Comentarios