Buscar

MUNDIARIO

El mundo económico, entre las criptomonedas y un nuevo contrato social

Las cuentas de los bancos ya son muy malas a nivel nacional y global y las que vendrán, peores, según todos los pronósticos.
El mundo económico, entre las criptomonedas y un nuevo contrato social
Símbolo del bitcoin, la criptomoneda más conocida. / RR SS
Símbolo del bitcoin, la criptomoneda más conocida. / RR SS

Mario Gontade

Colaborador.

A veces la Bolsa sorprende con movimientos bruscos, como el de este lunes. Otras saltan noticias inesperadas sobre fusiones bancarias de latos vuelos. Tampoco faltan las advertencias desde los grandes bancos centrales. Las noticias sobre las criptomonedas adquieren cada vez mayor relevancia. Mientras, como observa Moisés Romero desde Investing, las cuentas de los bancos ya son muy malas a nivel nacional y global y las que vendrán, peores, según todos los pronósticos. ¿Son las fusiones un muro de contención? Unas puede que sí, como la que está en marcha entre CaixaBank y Bankia y otras, no. "Conforme las defensas sean menores, más debilidad", dice un gestor financiero también en Investing.

¿Estará pasando algo que no se ve, mientras la clase política apenas mira más allá de una semana? La pandemia de la Covid-19 obligó a posponer el Foro Económico Mundial de Davos hasta el verano de 2021, con lo cual la primera gran cita de la agenda política y económica global deberá esperar, pero los líderes mundiales no renunciaron a su contacto por vía telemática. De hecho, los grandes líderes ya analizaron el papel de las criptomonedas durante El Gran Reajuste, la era posterior a la pandemia y la reapertura de las economías mundiales.

¿Qué está pasando en el mercado de bitcoins? En los últimos meses, el valor de la principal criptomoneda del mercado había alcanzado, al fin, los 11.000 dólares. Sin embargo, la llegada de septiembre coincidió con una depreciación que la hizo caer por debajo de esa referencia. "Las expectativas siguen puestas en los 16.500 dólares, lo que llevaría a la criptomoneda a una capitalización de mercado similar a la que tiene un banco simbólico, JP Morgan", aventura Ernesto Álvarez Heredia en LibreMercado. Sería –precisa– un "logro notable" con "gran repercusión" para un valor que se lanzó como criptomoneda en 2008 y que en 2013, hace apenas siete años, superó por primera vez la cotización de los 1.000 dólares.

Mientras algunos líderes buscan un nuevo tipo de capitalismo, la emergente industria de las criptomonedas espera una mayor descentralización y control personal. Todo parece conducir a un nuevo contrato social, algo a lo que ya se apela desde los medios académicos desde hace tiempo.

Antón Costas, catedrático de Política Económica de la Universitat de Barcelona, lleva ya años reivindicando la necesidad de reconstruir el contrato social que permitió un crecimiento espectacular en todos los indicadores económicos y sociales del mundo occidental en las tres décadas que siguieron al final de la Segunda Guerra Mundial, y que desde la década de los 80 y hasta la fecha ha ido deteriorándose de forma acelerada. Joan Romero, catedrático de Geografía Humana de la Universitat de València, ya lo había advertido hace ahora tres años: "Europa será un sueño del pasado si no reconstruye un nuevo contrato social para el Siglo XXI". @mundiario