MUNDIARIO fue por delante al abanderar la salida del sistema de precios de la electricidad

Albino Prada. / Mundiario
Albino Prada. / Mundiario
Según Albino Prada, el sistema marginalista actual es una bomba inflacionaria porque extiende y amplifica el impacto del encarecimiento de una fuente de energía al conjunto del sistema eléctrico.
MUNDIARIO fue por delante al abanderar la salida del sistema de precios de la electricidad

España pide a Bruselas permiso para salirse del sistema de precios europeo de la electricidad, como ya planteó el profesor de economía Albino Prada hace ya más de un mes desde MUNDIARIO. El Gobierno de España plantea ahora un mecanismo que refleje en la tarifa el precio más barato de las renovables.

"En situaciones excepcionales, debe permitirse a los Estados miembros adaptar la formación del precio de la electricidad a sus situaciones específicas”, dice el documento de posición al que ha tenido acceso El País.

Madrid propone una herramienta novedosa para “desvincular” el efecto del elevado valor del gas sobre el precio final de la energía, rompiendo de forma “extraordinaria” con el mecanismo de precios que rige actualmente en la UE. El objetivo es que España (y los países que quieran adherirse a la propuesta) puedan beneficiarse en la factura final del menor coste de las energías limpias.

Según Albino Prada, el sistema marginalista actual es una bomba inflacionaria porque extiende y amplifica el impacto del encarecimiento de una fuente de energía al conjunto del sistema eléctrico. "Y así, mientras el gas en el IPC aún apenas recoge una subida del 8% en la electricidad ya está provocando un alza cuatro veces mayor (35%). Nuestro capitalismo del contador parece que ha encontrado en el shock de precios del gas un truco para multiplicar sus ya jugosos beneficios caídos del cielo (en la hidráulica y la nuclear)", comentaba este profesor ya a mediados de septiembre.

Se trata de una bomba inflacionista que aún está en parte durmiente por dos motivos. Por un lado porque en el mercado regulado de la electricidad las alzas en el mercado primario de generación tardan en trasladarse hasta un año al consumidor y porque en el segmento del gas ciudad sus efectos también serán retardados pero muy problemáticos en las facturas de este invierno. Por otro, porque aparte de la erosión directa a las rentas de los hogares (y la pobreza energética que se multiplicará) afectan a los márgenes de las más diversas actividades productivas que, de poder hacerlo, intentarán transferir estos costes energéticos galopantes a sus clientes o compradores. La bomba inflacionaria está servida.

Sistema marginal.

Fuente: elaboración propia con datos de MIBGAS y REE

Con este cambio no habría superbeneficios derivados del encarecimiento del gas y las presiones inflacionistas serían la mitad de intensas. "Lo que no impide que encendamos todas las alarmas para revisar el papel del gas natural en nuestro sistema energético. Porque no está libre de emisiones y porque, lo estamos comprobando, no tenemos ninguna soberanía sobre el particular", según Albino Prada. 

El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, indicó este martes que las medidas que adopten los países para frenar en la factura de la luz el impacto del alza de los precios mayoristas deben ser "temporales" y "respetar el mercado único" europeo. @mundiario

MUNDIARIO fue por delante al abanderar la salida del sistema de precios de la electricidad
Comentarios