Buscar

MUNDIARIO

El Multinivel o Network Marketing convertido en fraude y estafa piramidal

La distribución de un producto mediante el sistema Multinivel o Network Marketing es rentable, rápido, y eficaz. Se apoya en la potencia de Internet, por lo que urge una regulación.

El Multinivel o Network Marketing convertido en fraude y estafa piramidal
Algunos ejemplos de negocios Multinivel.
Algunos ejemplos de negocios Multinivel.

Firma

Rubén Camino Lagunilla

Rubén Camino Lagunilla

Controller financiero, economista y master en Gestión de Pymes. Colaborador de MUNDIARIO.

La distribución de un producto mediante el sistema Multinivel o Network Marketing es rentable, rápido, y eficaz. Se apoya en la potencia de Internet, por lo que urge una regulación.

 

La distribución de un producto mediante el sistema Multinivel o Network Marketing es rentable, rápido, y eficaz. Se apoya en la potencia de Internet, por lo que urge una regulación.

Llevamos unos meses recibiendo información de fraudes económicos basados en presuntas estafas piramidales que afectan a muchos miles de personas españolas, que son millones de personas a nivel mundial. Son empresas que pertenecen al sector del llamado Multinivel, también conocido como Network Marketing, Mercadeo en Red o Multi Level Marketing. Pero realmente son negocios Piramidales.

El domingo día 10 de agosto ha salido una noticia sobre el presunto fraude de una empresa llamada Libertagia que asciende a 1080 millones de euros y que afecta a 1,8 millones de inversores repartidos en 26 países, siendo 250mil los españoles.

Es curioso que los comentarios de los lectores de la noticia vayan en su mayoría en contra de los afectados, incluso alguno lo mezcla con las filatélicas Afinsa y Forum Filatélico. Es como si la propia ciudadanía protegiera a los defraudadores, a los impostores, a los que machacan a la sociedad. Y en cambio, a los engañados, a las víctimas  se les considere los culpables ¿es el mundo al revés? 

Es como si los comentaristas se creyesen los más listos del universo y nunca les fuera a pasar a ellos, ni nunca hubieran sufrido un fraude, nunca hubieran sido víctimas de un engaño y nunca lo fueran a ser ¿no compraron preferentes, no compraron un producto que no funcionaba como la publicidad decía, nunca les han engañado? 

Escándalos hay todos los días, lamentablemente, lo que nos obliga a que estemos alerta porque el pillaje es permanente en cualquier sector  y en cualquier clase social.

Yo creo que sería más útil (no quiero decir inteligente) posicionarse con respeto ante los afectados y dar duro a los sinvergüenzas que maquinan fraudes que hacen que cada día todos estemos más inseguros, y que unido a la inseguridad jurídica y a la lentitud con que la justicia sentencia, motiva a que sigan apareciendo más fraudes.

La situación actual

En España llevamos ya 8 años con un desempleo desbocado, somos campeones mundiales, al que se añade un empleo precario. Por ello, necesitamos buscar alternativas que permitan ganarnos la supervivencia. Y así ocurre en otros muchos países.

Internet es de uso masivo, la compra por internet crece a nivel exponencial y el fraude campa a sus anchas por este medio, además de hackers y ciberdelincuencia. Internet es un mundo descontrolado, y me atrevo a decir que su tamaño (mundo virtual u online) es mayor que el mundo físico o real (mundo offline). En internet, hasta un niño puede comprar, y hasta es obligado a crear una cuenta en google alentado por el colegio cuando está prohibido que los menores de edad tengan una cuenta de mail.

En el mundo físico o real tenemos empresas que también cometen fraudes. En España tenemos mecanismos de control como el Banco de España, la CNMV, el Tribunal de Cuentas, el Registro Mercantil, que ponen orden e intentan evitar dichos fraudes, pero sin embargo, ningún organismo ha podido evitar los permanentes escándalos que van apareciendo desde hace ya varios años. La solución que ofrece la Justicia es lenta, a todos nos gustaría fuera más ágil sobretodo en casos mediáticos por sus importes defraudados y por los personajes conocidos o famosos que aprovechan su imagen para delinquir.
El mundo virtual es aún mucho más complejo dado que los negocios son internacionales, con regulaciones diferentes en cada país, que se gestionan  con simples clicks en los teclados de un ordenador, o incluso desde un móvil. Disponen de una velocidad de movimiento tanto de dinero como del producto o servicio que hace muy difícil el control público o gubernamental de los distintos negocios y mucho más difícil si eso deriva en una necesaria e imprescindible investigación coordinada a nivel internacional con servicios policiales distintos y en idiomas también diferentes.

El sector del Multinivel

El sector del multinivel lleva funcionando hace más de 70 años en Estados Unidos. Todos conocemos empresas multinacionales como Amway o Herbalife o Avon o Tupperware (quizás las más conocidas, por su antigüedad en el mercado). A veces, algunas, en entredicho pero siempre funcionando y con grandes beneficios gracias a unos afiliados o comerciales o networkers que promueven el negocio vendiendo y consumiendo sus productos, y que se ganan bastante bien la vida.

El multinivel es un sistema de distribución de productos o servicios que crece con mucha rapidez al basarse en la Confianza de unas personas en otras. Las empresas no gastan en publicidad, no promocionan nada. Prefieren vender sus productos dando comisiones altas a las personas que colaboran en la promoción de sus productos o servicios. No hay selección de personal, cualquiera con habilidades y don de gentes puede acceder, probar y especializarse. Pero, todos deben trabajar y mucho, nadie obtiene suculentos ingresos si no trabaja duro.

El multinivel genera empresarios especializados en la venta, llamados Networkers, una profesión regulada en España desde el año 1996, como una modalidad de Venta Directa, por lo que debería actualizarse al nuevo escenario basado en internet.
El Networker es un vendedor con un gran don de gentes, capacitado para generar confianza entre las personas, por lo que obtiene éxito económico en la promoción de cualquier producto o servicio. Para acceder a esta profesión no se necesita una formación reglada, es decir, de las que conocemos en las universidades. Simplemente necesita conocer un mix de habilidades para llegar a las personas, confíen en él y le compren. El Networker es el comercial de una determinada empresa que alcanza objetivos en la promoción de sus productos, por los que recibe una compensación económica o en especie. Si la empresa vende un producto o presta un servicio malo, el networker será una víctima más del fraude que ha creado esa empresa. 
Al networker que tiene éxito, se le conoce con el nombre de líder, porque es capaz de crear equipos de personas vendedoras que a su vez también promocionan los productos, y que también crean sus propios equipos, creándose distintos niveles de equipos, participando todos los niveles de las comisiones que deja una venta.

En conclusión, el networker es un vendedor con habilidades especiales para ganarse la confianza de las personas. En esta modalidad de distribución de un producto o servicio ganan todos los participantes, gana la empresa y gana el networker, sin realizar gastos en publicidad millonarios que muchas veces son un auténtico fracaso al no conseguirse los objetivos de ventas previstos. En el multinivel, el esfuerzo de la venta está en el networker y no en la empresa, por lo que el futuro de la distribución de un producto o servicio pasa por esta profesión. Alguna universidad ya lo ha visionado, como la Universidad Complutense de Madrid

multinivel

El peligro del Multinivel: el negocio piramidal

Sin embargo, en estos últimos 9 meses han aparecido noticias de estafas de empresas que han promovido el multinivel, que tienen una antigüedad de aproximadamente dos años. Como ejemplos: libertagia, unetenet, telexfree, órgano gold, dfrf, zeek rewards, bboom, ...
Son empresas que solo tienen regulación en el país en el que nacen, que habitualmente son paraísos fiscales o países offshore, es decir, con poca regulación.

Ahora mismo, parece muy fácil llevar a cabo una estafa por internet. Hay mucha gente deseando hacer negocio (demanda), que a su vez está diseminada por los países de todo el mundo al no existir fronteras en internet. Las inversiones suelen ser bajas, asequibles, y la entrada de personas y sus testimonios hacen que la confianza en la empresa, en la que se invierte, crezca y crezca sin control. Es una bola que crece muy rápido gracias a la falta de fronteras, a la facilidad de contacto entre las personas de todo el mundo, a la falta de regulación común internacional,  a la dificultad del control por parte de las autoridades que deben de vigilar la legalidad de toda actividad empresarial. 

Por tanto, se junta la necesidad de supervivencia de las personas, el fácil acceso a la profesión de networker, sin necesidad de titulación ni experiencia previa, la escasa regulación fiscal de la actividad económica de estas personas, el ámbito internacional del negocio al participar personas de todo el mundo, la sede social de la empresa en países de escasa regulación, inversiones asequibles y repartidas entre miles de personas, y una justicia no integrada a nivel mundial y nada ágil en la coordinación de sus actuaciones.

En definitiva, un escenario o tormenta perfecta para crear fraudes con estafas que dejan pillados a todos los networkers que dejaron su trabajo y buena fe en la empresa para la que promovían sus productos.
Todos las empresas que promueven fraudes disfrazados de negocios multinivel son realmente sistemas piramidales que no tienen un producto que funcione, un producto que vender ahora y mañana. Parece que lo tienen pero la farsa no se descubre hasta que pasan unos meses, hasta que llega la hora de pagar a todos los networkers que han entrado en la promoción de dicho producto que parecía real. Los dueños de esas empresas mintieron, no tenían realmente un producto, o simplemente abandonaron el proyecto embolsándose el dinero que los networkers ingresaron en la empresa para formar parte del negocio, y que multiplicaron con la entrada de nuevos networkers.

La solución deseada 

Hay miles de empresas que promueven sus productos y servicios vía distribución Multinivel. No tienen nada que perder, simplemente crean un producto o servicio, exponen un plan de comisionamiento atractivo y empiezan a crear una red de comerciales para que éstos creen sus propias redes de comerciales. 
Y…siguen apareciendo, diariamente, cientos de empresas que lo intentan.

Mi experiencia es similar a lo que ocurre en el mundo real. Muy pocos emprendedores y empresarios hacen un plan de negocio, un plan de viabilidad cuando inician un nuevo negocio. Se basan en su intuición y en cuatro números a favor de empezar el negocio dándose a si mismo la razón de que su idea es un proyecto de éxito asegurado. En las empresas multinivel pasa lo mismo, no hacen planes de negocio serios, ofrecen planes de compensación (o comisionamiento) irrealizables, a veces no hay ni productos ni servicios identficables, por lo que se basan en generar ingresos cuantiosos en los primeros meses de andadura consecuencia de la entrada de networkers ilusionados ante las golosas comisiones que ofrece la empresa. Al cabo de unos meses, la empresa ha dilapidado el dinero, se esfuma, desaparece, no hace frente al pago de las comisiones y los networkers se quedan sin nada o con unos ingresos que en nada se parecen a lo prometido. Esto ya es habitual hoy en día, y el sector se está quemando. Lo que ocurre es que somos muchos habitantes en el mundo y todavía se dan las circunstancias de la tormenta perfecta comentada anteriormente.

Los gobernantes deben proteger a las personas, deben evitar los fraudes, y deben perseguir con agilidad a los impostores. Parece que no se han enterado de que existe internet y que hay muchos negocios en la red, a espaldas del mundo real.

Urge la creación de un organismo mundial que vigile muy de cerca todas estas empresas que nacen y crecen con rapidez. Existe la SEC americana, pero es muy lenta y se centra en los negocios americanos o que afectan a ciudadanos americanos. 

Urge la creación de un registro de empresas que quieren promover este sistema de distribución por multinivel que han cumplido con unos requisitos legales de identificación, de solvencia y de sostenibilidad, que deben renovar anualmente con la demostración de los resultados económicos. 
Mientras este organismo y registro no existan, veo muy difícil, que el sector sobreviva y preveo que los fraudes van a inundar la red de internet.

Por otra parte, urge prensa especializada como UniversoMlm, medios de comunicación que deben de ayudar a desenmascarar a este tipo de negocios que no hacen más que dañar el sector del multinivel, además de engañar a personas humildes que quieren desempeñar un trabajo digno. Por ello, deben tener rigor en sus noticias, además de ser objetivos. En la noticia comentada al inicio de este artículo sobre el presunto fraude de Libertagia, falta resaltar lo que me parece muy importante, como es que como consecuencia de la lentitud de la justicia internacional, un grupo de networkers han promovido una plataforma con el objetivo de recuperar su dinero y el de todos los networkers que participaron en Libertagia. Por ello, creo merecen que aquí se les felicite, deseándoles obtengan su objetivo, en www.afectadoslibertagia.com

Parece que los gobernantes no se han enterado que internet es un mecanismo de delincuencia masiva, a la que los ciudadanos acceden humildemente e inocentemente porque creen, erróneamente, que es un medio controlado como lo es el mundo offline o real y físico.
Las autoridades han permitido y siguen permitiendo que la tecnología avance muy rápido, estando en su mayoría basada en internet. Sin embargo, no crece en una misma medida el control sobre todo lo que ocurre en internet. Si esto no se corrige, es decir, si queremos que internet crezca tan rápido, urge que el control sobre internet crezca en la misma proporción.

Termino con un símil entre lo que ocurre en el mundo offline, real o físico, con lo que va a ocurrir en el mundo online. 
En el mundo offline, cualquier empresa que crece muy rápido debido a que tiene una gran demanda de sus productos, tiene el riesgo alto de “morir de éxito”, es decir, de desaparecer por la falta de satisfacción de la demanda existente. No tiene los recursos humanos y económicos necesarios para abastecer a tanta demanda.

En el mundo online, con una demanda desbordante, si no aumenta el control de las autoridades en la misma medida que aumenta la oferta y la demanda en internet, moriremos de éxito. La quiebra está asegurada, es decir, los malos serán muchos más que los buenos, y el futuro de la sociedad es inimaginablemente negativo.

Confiemos que las autoridades mundiales recapaciten y tomen medidas que nos protejan a todos los ciudadanos de empresas creadas con el objetivo de defraudar, de engañar, de estafar, de acabar además con las ilusiones emprendedoras de las personas que eligen la opción de ser un autoempleado, empresario networker.

Yo creo en los sistemas Multinivel como también lo creen personas que han demostrado ser grandes empresarios.