Montoro asegura que los nuevos Presupuestos apuntan a subir el gasto social

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda. / Twitter
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda. / Twitter

El ministro de Hacienda y Función Pública ha comparecido ante el Congreso para defender su proyecto presupuestario, al que siete partidos han presentado enmiendas en la Cámara Baja.

Montoro asegura que los nuevos Presupuestos apuntan a subir el gasto social

"Venimos de una crisis por una borrachera de gasto público y algunos ya quieren irse de copas". El titular de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro ha defendido este miércoles el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado de 2017 asegurando que la "prioridad a la reducción del déficit público y reducir la deuda pública" al tiempo aumenta "el gasto social". El funcionario ha dicho que es difícil abarcar ambas cosas pero se ha escudado en el aumento a los impuestos.

"Mantener el rumbo, no significa dar bandazos en la política económica. El Norte es el empleo, ese es el gran objetivo que nos marcamos hace cinco años, es el objetivo prioritario, estamos avanzando con firmeza en este objetivo", ha dicho. "No me importaría perder este debate si estuviera seguro de que lo que domina en esta Cámara es la filosofía económica que inspira este proyecto de ley de Presupuestos", agregó.

El jefe de Hacienda ha dicho que desde que inició el actual mandato "el Gobierno no se la juega con estos presupuestos", del que "buena parte del rechazo está relacionado con cuestiones políticas ajenas al proyecto". No obstante, llamó también al PSOE, que tras llegar a un acuerdo del techo de gasto con el PP y Ciudadanos, cerraron una "mayoría más amplia como para representar a 17 millones de votantes, una mayoría con intereses políticos diferentes pero que cree en Europa y en el euro, que cree en la  estabilidad presupuestaria, una mayoría que suman 17 millones de ciudadanos. Quiero apelar a esa mayoría, es responsabilidad de los grupos políticos atender a las necesidades de los ciudadanos, dar prioridad a los objetivos comunes. La negociación tiene que continuar a partir de la votación de mañana, hay que darle continuidad, insistiendo en lo que nos une

Antes, Montoro había expresado sus buenas sensaciones por los acuerdos que había alcanzado con C's, y de pasó también dió gracias al PNV por la disposición la que han "llevado adelante negociaciones, y atendido materias pendientes como las liquidaciones del cupo vasco, que no se había renovado desde hace seis años". También ha alabado el "diálogo franco y sincero con Coalición Canaria". Lo anterior permitrá "desarrollar las Islas Canarias, una de las zonas más golpeadas por la crisis" y los acuerdos de Unión del Pueblo Navarro y Foro Asturias.

Posteriormente, dejó un recado fuerte a los Ejecutivos autonómicos que han criticado al Ejecutivo central de marginarlos por las inversiones del Estado. "¿Ha llegado el momento de quitarse el corsé de la austeridad? A la posibilidad de gastar más hay que gastar mejor, con claras prioridades. Cuando nos reclaman desde algunos Gobiernos autonómicos más inversiones habría que explicar donde  quieren reducir en gasto social".

De acuerdo a su criterio, las inversiones estatales se enfocan ahora "en protección social, en las pensiones, en la dependencia, en la Sanidad y en la Educación. ¿Quién puede decir que unos presupuestos con este componente social que maltrata a un territorio?".

Como sea, el funcionario ha avisado que Madrid se encuentra planeando "un nuevo modelo de financiación autonómica" a fin de compensar la inversión en las autonomías. Así, explica eldiario.es, los presupuestos de este año presentan un aumento de la financiación de 5.400 millones de euros, que es un 0.5% del PIB.

Pese a que él mismo ha reconocido que la inversión pública está retomando su cauce lentamente, es necesario rebajar el déficit público. "Los ingresos dan para lo que dan". A partir de ahí lanzó una serie de cifras de política social que fue comparando con los datos de 2011, año en que gobernó el PSOE por última vez.

El funcionario también dijo que "el gasto público ha bajado en 18.000 millones" en los últimos seis años, pero para estos presupuestos, el gasto social subió de 296.000 millones a los 300.000 millones, que es la cifra más alta "de la historia de España y la previsión es que sigamos subiendo". Respecto al montante de gasto público, ha defendido, nada menos que el 64% es social. Cuando el PP tomó el poder en 2011 era de un 60%, citó. De igual forma resaltó que el gasto en pensiones ""ha subido en 30.000 millones de euros, de 110.000 millones a 140.000 millones".  

Posteriormente, el funcionario presumió las cifras de empleo actuales. "En 2015 creábamos 31.000 afiliados cada mes" frente a los 45.800 afiliados que se crean ahora cada mes, hasta los 17,8 millones que hay en la actualidad", según Montoro. El ministro ha destacado que de los 870.000 afiliados más que hay en nuestro país desde el último debate de presupuestos hace 20 meses, "el 58% son mujeres".

"Nuestro crecimiento económico es compatible con una capacidad de financiación del 2% frente al resto del mundo, lo que supone un superávit de balanza por cuenta corriente que nos señala  que es un crecimiento económico muy competitivo. Las crisis económica que ha vivido siempre España son de sector exterior, de balanza de pagos", añadió.

Posteriormente, el funcionario repitió que es necesario bajar el nivel de la deuda pública pues el sector privado ha hecho ya su parte para ello. De paso, invitó a todos los partidos políticos que quieran unirse a esta causa. "Bienvenidos a los nuevos partidos si este es el objetivo". "Reducir el déficit de las Administraciones Públicas al 3,1% en el presente ejercicio. No es una obligación es lo que nos conviene hacer. Cuando más reduzcamos nuestro endeudamiento más proyección daremos a nuestro crecimiento económico. Nuestro compromiso no es solo con la Unión Europea, sino con los españoles", añadió.

Congreso dividido en partes iguales

A día de hoy, el Gobierno y su proyecto presupuestario tiene la misma cantidad de diputados a favor que en contra. En total, 175 votos por cada opción, quedando así ambos lados a un escaño de la mayoría que aprobaría o eliminaría por completo el proyecto.

Hasta ahora, siete grupos han enfilado enmiendas a la totalidad: PSOE, Unidos Podemos-En Comú-En Marea, Esquerra Republicana, el PDeCAT, Compromís, EH Bildu y Nueva Canarias. Las enmiendas se votarán al mismo tiempo puesto que tienen el común denominador de decir no a la iniciativa gubermanental.

Para pasar este primer filtro, los de Rajoy necesitarán el apoyo de cuando menos la otra mitad de la Cámara Baja. Si el empate no se desenreda, se hará una segunda vuelta. Si en ésta se repite el empate, necesitarán que las enmiendas sean vetadas en su totalidad para que los PGE puedan seguir su cauce.

Montoro asegura que los nuevos Presupuestos apuntan a subir el gasto social
Comentarios