Buscar
SEMrush

El minado de Bitcoin: una amenaza para el consumo de electricidad mundial

Estudios han demostrado que la red de la famosa criptomoneda puede copar el 5% de la electricidad en el mundo.

El minado de Bitcoin: una amenaza para el consumo de electricidad mundial
Bitcoin. / RR SS
Bitcoin. / RR SS

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Sociedad y la edición AMÉRICA. @mundiario

La fiebre de las criptomonedas continua creciendo y con ella los riesgos y consecuencias. El minado -proceso asociado a la obtención- de Bitcoin es una de sus características principales y también peligrosas para la electricidad mundial. Según expertos, esta acción consumirá un 0,5 por ciento de la electricidad del mundo para finales de 2018.

Así lo ha dejado claro un estudio desarrollado por el economista financiero y especialista en blockchain, Alex de Vries, publicado en la revista Joule. La investigación revela que el consumo de energía implícito en el proceso de obtención del activo digital se ha disparado en los últimos tiempos.

Según expertos, una sola transacción con Bitcoin emplea tanta electricidad como utiliza un hogar promedio en los Países Bajos en un mes.

En esa línea, el análisis destaca que las cifras se encuentran alineadas a las estimaciones previas. Las proyecciones apuntaban hacia un 0,13% de la electricidad mundial para finales de 2017. "Es una diferencia extrema en comparación con el sistema financiero tradicional, y esta creciente demanda de electricidad definitivamente no nos ayudará a alcanzar nuestros objetivos climáticos", declara Vries.

Por último, el especialista sugiere que en algún punto las cotas de energía utilizadas para el Bitcoin serán drásticamente altas. Es por eso que resulta necesario impulsar una mayor investigación al respecto, con el objetivo de establecer una regulación respecto al uso eléctrico. "Hemos visto muchos cálculos inversos, pero necesitamos más debate científico sobre hacia dónde se dirige esta red. En este momento, la información disponible es de muy mala calidad en general, así que espero que la gente utilice este documento como base para más investigación", subraya De Vries@mundiario