Buscar

Los millennials tienen las mismas preocupaciones financieras que sus padres

Un reciente estudio revela que hijos y padres temen por los mismos asuntos económicos pero se comportan de forma diferente con los bancos.

Los millennials tienen las mismas preocupaciones financieras que sus padres
Los 'millennials' son aquellos nacidos entre los años 1982 y 1994
Los 'millennials' son aquellos nacidos entre los años 1982 y 1994

Firma

HelpMyCash

HelpMyCash

HELPMYCASH es una firma de analistas de productos financieros (cuentas, depósitos, tarjetas, hipotecas...) que colabora en @mundiario

Puede parecer que la actual generación millennial poco tiene que ver con la de sus padres y que las metas y preocupaciones de estos son totalmente distintas. Sin embargo, un reciente estudio elaborado por el Instituto Santa Lucía revela que no es del todo cierto, sobre todo en lo referente a asuntos financieros.

El mencionado análisis incluye preguntas relacionadas con la jubilación y los hábitos de ahorro que emplean los españoles millennials, es decir, aquellos nacidos entre los años 1982 y 1994. Los resultados muestran algunas similitudes en su gestión financiera, aunque los expertos de HelpMyCash.com añaden ciertas diferencias en el modo en el que se comportan como clientes ambas generaciones

Comprar una casa y la jubilación, dos grandes problemas

Los resultados del análisis evidencian que los principales problemas que tienen hoy estos jóvenes coinciden con los que tenían las generaciones más mayores a su edad e incluso siguen teniendo. En concreto, el 61,2% de los millennials asegura que una de sus principales preocupaciones es cómo y cuándo podrá adquirir su propia vivienda. En cuanto al segundo tema que les quita el sueño es la jubilación. Incluso el 67% de los encuestados cree que su pensión será inferior a la de sus padres.

La incertidumbre que desde hace tiempo engloba al tema de las pensiones en España hace que muchos se hayan lanzado ya a contratar productos de ahorro enfocados a la jubilación. Más de un 35% ya cuenta con planes de ahorro o fondos de inversión para disponer de un colchón cuando llegue el momento de retirarse del mundo laboral.

En cuanto al resto de las preocupaciones económicas destacan los costes de la emancipación, del nacimiento de su primer hijo o cómo pagar sus estudios, sobre todo entre los más jóvenes.

Lo que diferencia a ambas generaciones

A pesar de las similitudes en cuanto a las preocupaciones financieras, hay que reconocer que existen también muchas diferencias entre los jóvenes actuales y sus familiares mayores.

Por una parte, los jóvenes tienen una relación mucho más fría con la entidad bancaria. Ni conocen al banquero ni visitan las oficinas, pues con Internet cada vez es menos necesario. La mayoría de los jóvenes emplea la banca online para gestionar sus productos e, incluso, para contratarlos en unos clics.

Por la otra, el estilo de vida más tecnológico y viajero de las nuevas generaciones ha provocado que los bancos se hayan visto obligados a adaptarse. Incluso han nacido nuevas entidades, como los bancos fintech, que cada vez ganan más terreno en el sector. Estos están dirigidos por los propios millennials y han sabido dar respuesta a sus necesidades: transparencia, inmediatez y globalización.

Nuevos bancos como el alemán N26 o los ingleses Revolut o Monzo, que actualmente está preparando una ronda de financiación que lo revalorizará en más de 1 billón de dólares, presentan unos productos de los que se pueden beneficiar tanto padres como hijos. Menos comisiones, opción de operar en cualquier divisa y posibilidad de gestionar sus fianzas desde el teléfono móvil son solo algunos de sus puntos fuertes. @mundiario