Sin medios para aumentar la demanda interna, España no saldrá de la crisis hasta 2020

Mariano Rajoy Brey, presidente del Gobierno español.
Mariano Rajoy Brey, presidente del Gobierno español.

Aumentar el gasto público productivo, reduciendo el improductivo, y subir los salarios y los subsidios son dos de las grandes líneas que se desarrollan en este análisis.

Sin medios para aumentar la demanda interna, España no saldrá de la crisis hasta 2020

Aumentar el gasto público productivo, reduciendo el improductivo, y subir los salarios y los subsidios son dos de las grandes líneas que se desarrollan en este análisis.

 

La demanda interna es la suma del consumo de bienes y servicios de los sectores público y privado de un país. Aumenta si el índice de confianza del consumidor es alto. Todo esto fue explicado muy bien por el gran economista John Maynard Keynes que publicó en 1936 su libro “Teoría general del empleo, el interés y el dinero”, obra de gran calado económico y que influencia fuertemente la vida económica de hoy en día. Es una teoría general, macroeconómica,  sobre el funcionamiento económico (ahorro, inversión, renta, consumo), pero también habla de una situación para aplicar en el caso de recesión, crisis y paro.

Keynes preconiza que el pleno empleo es el objetivo decisivo. El mercado por si solo no funciona siempre y en este caso se debe aplicar una política fiscal expansiva, introduciendo en el sistema estímulos fiscales temporales vía gasto público. Además es necesario regular el mercado por el estado para lograr su mejor funcionamiento.

La Biblia de los economistas keynesianos

La “Teoría general” es la Biblia de los economistas keynesianos como Paul Samuelson, premio Nobel de economía en 1970; Joseph Stiglitz, que recibió el  Nobel en 2001, o Paul Krugman, premio Nobel en 2008, entre otros de los muchos economistas galardonados con el premio.

Keynes trata de dar a los gobiernos la posibilidad de actuar en épocas de crisis utilizando el instrumento de la Demanda Agregada, que es la suma del gasto en bienes y servicios que empresas, estado y consumidores compran a un precio adecuado, más la Demanda Interna y Demanda Externa. Lógicamente su crecimiento depende de la Política Fiscal del gobierno, gasto presupuestario y su efecto expansivo, multiplicador. Cuando la Demanda Interna aumenta, se produce el crecimiento del PIB y el empleo. Fue puesta en práctica por los gobiernos de la socialdemocracia europea. En contra están los que aplican una Política Monetaria, (enfrentados a la Política Fiscal keynesiana), Milton Friedman y los “Chicago Boys”, monetaristas. El neo-liberalismo de la Escuela de Chicago preconiza que el libre mercado es el sistema perfecto donde los participantes crean riqueza para todos.

El Estado debe protegernos de los ataques exteriores o de los ciudadanos violentos, hacer cumplir los contratos, y no ocuparse de la economía. El gasto público desmesurado produce inflación y una expansión monetaria descontrolada. Dicen: “Tomado el poder, hay que actuar rápido en los cambios económicos indicando que el desempleo producido es como consecuencia de un mercado no libre”.

Algunos de sus principios fueron aplicados por el presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, (menos estado y menos leyes reguladoras, que ahora ha explotado con la Crisis Financiera) y por la primera ministra Margaret Thatcher del Reino Unido. Desde esta época el capitalismo se ha embarcado en un proceso de autodestrucción, capitalismo salvaje, utilizado por la desregulada economía financiera, en las grandes bolsas mundiales con los bonos basura, preferentes, subordinadas, derivadas, opciones, futuros, ETF´S, etc teniendo los gobiernos del mundo que intervenir para evitar quiebras de bancos y empresas. Un capitalismo financiero (donde se pagan grandes “bonus” a directivos de empresas con pérdidas) que ya no es de libre mercado, le ha ganado la batalla al capitalismo productivo.

Defienden estas ideas neo-liberales:

> El economista austriaco, Joseph Schumpeter, postula que “La tecnología y los emprendedores ponen en marcha la economía sacándola del sopor del estado, aunque provoca crisis debido a la tecnología, pero es bueno para el capitalismo”. “Crisis necesaria que provoca daños colaterales como despidos y  quiebras pero refuerza el sistema hasta la llegada de la siguiente crisis”.

> Otro austriaco, Friedrich von Hayek en su libro “Fundamentos de la libertad”, solo piensa en un estado reducido, sin intervenciones sociales ni económicas, derribando el estado pródigo, sin regular, dado que sería pesado. El mercado es el que siempre acierta y se autorregula, así no se podrá controlar la redistribución de la riqueza. Propone acabar con los sindicatos, con el control de alquileres, con la subvención a la vivienda, limitar la democracia, privatizar todo, desregular las finanzas, suprimir desempleo.

La situación española

En el año 2013 en España se ha comportado bien la Demanda Externa, han crecido las exportaciones un +6.2% y el turismo, un +7.9%. Pero ha caído la Demanda Interna en un -3.1%, lo que produce una caída del PIB del -1.3%. Sin medios para aumentar la demanda interna, España no saldrá de la crisis hasta 2020. La Demanda  Interna es el estímulo adecuado para salir de la crisis, aumentar el empleo, reducir el paro, aumentando la Actividad Económica. ¿Pero qué puede hacer el Gobierno del PP para aumentar la Demanda Interna? Entre otras cosas, utilizar dos grandes estímulos fiscales:

1.- Aumentar el Gasto Público productivo, bajar el improductivo.

   1.1- Bajar el precio de la energía, sobre todo a las empresas.

   1.2- Bajar impuestos directos e indirectos. Ahora bien: acometer de una vez la resolución de la economía sumergida, el fraude fiscal y el pago adecuado de los impuestos.

   1.3- Bajar cotizaciones a la Seguridad Social. Bonificar con el 100% a los empleados que se contraten del paro.

   1.4- Conceder por el ICO créditos a empresas (también PYMES y autónomos) para la renovación de maquinaria obsoleta. La Banca no concede créditos; el dinero prestado por el Banco Central Europeo al 0.5% lo dedican a comprar Deuda Publica española al 4%. Los acuerdos entre la banca y el ICO permitirían estos créditos.

   1.5- Bajar el Gasto Público improductivo. Eliminar el Senado, las diputaciones (mantener CCAA pero reducir los parlamentos autonómicos a cuatro como máximo) y agrupar los ayuntamientos por encima de 20.000 habitantes. Reduciendo gastos innecesarios el estado tendrá menos déficit y se solicitará menos deuda pública. Pero claro, esto choca con el clientelismo y la mamandurria de los dos grandes partidos reacios a cambiar la ley electoral y la Constitución, para adecuarla a las necesidades actuales. Los políticos impiden la salida de la crisis.

2.- Aumentar los salarios y los subsidios.

    2.1- Subir salarios: el Salario Mínimo interprofesional a la altura adecuada, los salarios de funcionarios (no decimos contratados o asesores varios) y los de los pensionistas. Son 3 millones los pensionistas y casi lo mismo (2.7) de funcionarios que no pueden gastar ni consumir más debido a que no les actualizan sus emolumentos (el 0.25% en vez del 1.5% de la inflación, pérdida de poder adquisitivo del 1.25% en 2014) o se les priva de una paga extra.

    2.2- Dar paga mínima a parados sin prestaciones hasta que encuentren empleo, con ello seguirían consumiendo al menos los productos del mínimo vital. Tenemos 6 millones de parados, con este gobierno el paro aumentó en 460.000 personas en 2011; 880.000 en 2012 y se estiman 320.000 en 2013. Si el gobierno no resuelve este problema, manifiesta una total ineptitud.  Hay 2 millones de familias con todos los miembros en paro, 3 millones de personas llevan un año sin trabajo y son ya 3 millones los españoles en la pobreza.

    2.3- Fomentar el aumento del consumo interno. No hay recuperación económica sin aumento del consumo. No hay aumento del consumo sin aumento del empleo y/o aumento de salarios. (El Salario Mínimo en el mundo será analizado en próximo artículo). Las últimas medidas de Política Económica tomadas por el Gobierno, subida del precio de la luz y congelación del Salario Mínimo, recortes y austeridad, van en línea con la lacra egoísta de los neo-liberales sin escrúpulos, totalmente diferente a las medidas fiscales propuestas, que harían a los españoles menos desiguales y más felices.

Sin medios para aumentar la demanda interna, España no saldrá de la crisis hasta 2020