Buscar

MUNDIARIO

¿Merece la pena abrir una cuenta negocio en un banco ‘fintech’?

El número de autónomos crece anualmente y, paralelamente, aumenta la oferta dedicada única y exclusivamente a los profesionales que trabajan por cuenta propia.

¿Merece la pena abrir una cuenta negocio en un banco ‘fintech’?
Trabajador autónomo. / pexels
Trabajador autónomo. / pexels

Firma

HelpMyCash

HelpMyCash

HELPMYCASH es una firma de analistas de productos financieros (cuentas, depósitos, tarjetas, hipotecas...) que colabora en @mundiario

El pasado 2018 cerró con la cifra más alta de autónomos de la última década y se prevé que este 2019 termine con 75.000 trabajadores por cuenta propia más, según la Unión de Autónomos (UATAE). Los más de 3,2 millones de autónomos de España, más los que se espera que se den de alta durante este año, hacen que cada vez más entidades bancarias tengan en cuenta a los emprendedores a la hora de ofrecer productos bancarios atractivos. 

Pero no solo los bancos tradicionales ofrecen soluciones para los trabajadores por cuenta propia. Cada vez más bancos fintech incluyen en su catálogo de productos cuentas business con ventajas, sobre todo, para quienes trabajan con otros países con distinta moneda. Pero ¿realmente vale la pena que nos fijemos en ellos?

¿Qué ofrece una cuenta para autónomo?

Sea en nuestro banco de toda la vida o en una entidad fintech, una cuenta autónomo es una cuenta bancaria dirigida a aquellos profesionales que trabajan por cuenta propia, tengan o no empleados a su cargo. Es importante diferenciar entre una cuenta bancaria personal y otra profesional para llevar un mayor control de nuestras finanzas y no mezclar gastos.

A diferencia de las cuentas corrientes para particulares, las cuentas para autónomos en entidades tradicionales siempre tendrán requisitos si queremos evitar el cobro de comisiones por mantenimiento y administración de cuenta, renovación y mantenimiento de tarjetas de débito y crédito, transferencias bancarias o ingreso de cheques.

Por lo general, los principales requisitos a la hora de contratar una cuenta negocios para trabajadores por cuenta propia tienen que ver con el pago de los seguros sociales, abono de impuestos o el pago de nóminas a empleados, en el caso de tenerlos. Asimismo, existen otras exigencias como mantener un saldo medio, realizar ingresos mensuales, hacer compras con la tarjeta asociada, domiciliar los principales recibos o cobrar utilizando el TPV.

En entidades fintech como Revolut, Monese o bunq, podremos contratar una cuenta business sin necesidad de cumplir con ninguno de los requisitos anteriores. Sin embargo, debemos estar dispuestos a pagar entre 6,95 euros al mes y 9,99 euros mensuales en el peor de los casos. 

Los bancos fintech tienen otras ventajas adicionales que no ofrecen los bancos tradicionales. Para quienes trabajan con otros países en diferente moneda abrir una cuenta en una fintech es una buena opción, ya que permite realizar transferencias internacionales más económicas o pagos en otras divisas sin comisiones . Además, este tipo de cuentas suelen incluir servicios pensados para facilitar la vida al autónomo como la posibilidad de hacer una fotografía a las facturas y subirlas directamente a la app, herramientas de gestión, facturas automatizadas...

¿Cuenta autónomo en un banco ‘fintech’ sí o no?

Depende de cuál sea nuestra actividad como profesionales y hacia dónde queremos dirigir nuestro negocio, abrir una cuenta para autónomos en un banco fintech será una buena idea. Existen multitud de opciones incluso, podemos encontrar una gratuita. Aunque muy básica, el banco fintech alemán N26 ofrece la Cuenta Business N26 totalmente gratis con la que podremos realizar transferencias internacionales mucho más económicas o pagar en otra moneda en el extranjero sin comisiones.

Asimismo, recientemente han aterrizado en España el neo bank francés Qonto y la app para autónomos Nomo Banking creada por Banco Sabadell. La primera tiene un precio de 9 euros al mes, pero si la contratas antes de final de mes tienes un año gratis. Por otra parte, Nomo Bankig es gratuito.

Entre sus principales ventajas destacamos la posibilidad de disponer de herramientas para simplificar la contabilidad o pagos en otras divisas más económicos en el caso de Qonto o la posibilidad de contratar productos de ahorro y financiación, además de permitir fotografiar los tiques y facturas desde la app para poder desgravarlos de forma más sencilla gracias a Nomo Banking. 

Si bien la banca tradicional puede ofrecernos descuentos en gasolina, devolución de hasta un 3% en los principales recibos domiciliados o el no tener que pagar comisiones por la operativa básica, las empresas fintech nos ofrecen la comodidad de abrir una cuenta desde el sofá de casa o pagar en otras divisas a un precio más barato o incluso nulo.

Así pues, si hacemos compras en otros países con distinta moneda una buena opción es abrir una cuenta adicional en una entidad fintech. Eso sí, debemos tener en cuenta que, por lo general, no son cuentas para autónomo gratuitas. Así que el pago mensual debe salir a cuenta.