Buscar

MUNDIARIO

Los mercados reaccionan positivamente al fondo de reconstrucción de la economía europea

El español Ibex ha cerrado con una subida del 0,4%, la menor de las Bolsas europeas. Wall Street escaló tímidamente con un 0,5% de ganancias. 
Los mercados reaccionan positivamente al fondo de reconstrucción de la economía europea
Dos agentes bursátiles registrando un repunte en las ganancias en Wall Street / Televisa.
Dos agentes bursátiles registrando un repunte en las ganancias en Wall Street / Televisa.

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista venezolano especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina. @mundiario

Los agentes y actores de la economía global siguen esperanzados. Los grandes tenedores de capitales que controlan el flujo de oferta, demanda y movilización del dinero en todo el planeta, denominado en dólares y euros, vuelven a retomar la confianza en el esquema económico mundial imperante dentro del sistema socioeconómico que domina a la humanidad actualmente; el neocapitalismo. Ese esquema es el libre mercado pregonado e inoculado desde Estados Unidos hasta el resto de los niveles de la estructura económica mundial, hoy tambaleándose por el impacto de la pandemia del coronavirus en el dinámico universo de la vida humana.

Y es que después de un inicio de semana convulsionado por la crisis del petróleo, la tranquilidad ha vuelto a las Bolsas. Los inversores que recibieron pagos de los productores para sacar el crudo excedente de los depósitos en mar y tierra y almacenarlos en las reservas estratégicas de Estados Unidos (en Cushing, Oklahoma), han vuelto a colocar una parte de esos fondos en las compras de acciones de las empresas europeas que confían en una reactivación progresiva en las economías de Alemania, Francia y España con la esperanza de que eso también incida en un repunte de la demanda de petróleo a nivel mundial.  

Aunque retomar la senda de la remontada de las semanas anteriores no va a ser fácil, pero por algo se empieza. Las ganancias se habían ido a pique en una espiral de retracción y reducción de los flujos de capital acumulados después de los días negros de febrero, se volvieron a estabilizar y salieron en masa con el colapso del mercado energético, pero en un nuevo vaivén se han estacionado por la expectativa de un nuevo período de liquidez y auge del consumo que se avizora con el fondo europeo de reconstrucción por un monto probable de 1,6 millones de euros aprobado este jueves.

La timidez se apoderó del centro financiero más poderoso del mundo en el lado oeste del Atlántico con la estabilización de los precios del crudo, que sube a ritmos de dos dígitos, y le dio una buena apertura en la jornada de hoy a Wall Street, lo que hizo que el Dow Jones creciera en torno a un modesto 0,5%—, pero el efecto dominó ha penetrado los parqués europeos hasta disipar las dudas e incertidumbres de la jornada y cerrar en positivo.

La combinación de las buenas noticias que llegaron de Bruselas junto a las expectativas de una extensión del estímulo económico en Washington hizo converger las posiciones de dos flujos masivos de capital que podrían reestabilizar el sacudido orden económico y financiero global. El fondo de 1,6 billones de euros aprobado hoy por la Unión Europeo más una posible tendencia de EE UU a ampliar el paquete de 2,3 billones de dólares con USD1 billón adicional, generarían el potencial escenario de un traslado de una porción de esos capitales en moneda estadounidense en forma de inversiones hacia Europa para inundar junto con los financiamientos en euros de liquidez a las empresas de la eurozona y así repunte el consumo y la demanda abierta de mercado con una oferta controlada en la medida que se reactivan los poderosos motores industriales de Alemania y Francia.

En España, la banca ha impulsado al selectivo madrileño en un día en el que los inversores estaban pendientes del Consejo Europeo, que finalmente ha dado luz verde a un plan de reconstrucción para el día después del coronavirus. La prima de riesgo también se ha relajado tras varias sesiones al alza con la esperanza de que la compra de bonos basura españoles por parte del BCE les permita a los inversores darle un voto de confianza a la economía española y su todavía estable capacidad de financiamiento.

El Ibex ha cerrado con una subida del 0,4%, la menor de las Bolsas europeas, lastrado por Inditex. El valor con más capitalización de índice se ha dejado más de un 2% hasta casi neutralizar las fuertes ganancias de la petrolera Repsol y de la banca, con BBVA a la cabeza, que han permitido consolidar los 6.700 puntos, reseñó El País.

La reunión de los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea iba a marcar la agenda de la semana hasta que el crudo hizo acto de presencia. Finalmente, los 27 han dado el primer paso decisivo para una salida común a la crisis: el Consejo ha respaldado la creación de un Fondo de Recuperación ligado al presupuesto plurianual de la Unión Europea, tal como pedía España, lo que podría crear un megapresupuesto combinado entre los 31.000 millones de euros aprobados en presupuesto plurianual parcial por el Consejo Europeo más los 1,6 billones de euros del fondo, lo que totaliza un colchón financiero de 1,9 billones de euros como respuesta a la demanda monetaria que se expandirá a medida que se profundiza la crisis económica, social, laboral y empresarial por la pandemia de la Covid-19.

El efecto positivo de esta reacción del mercado de acciones se ha trasladado al mercado de divisas, donde el euro se resiente ligeramente este jueves y cae por debajo de los 1,08 dólares motivado por el alza en el valor del dólar con respecto a todas las monedas del mundo por una ventaja de 0,19% registrado hoy, es decir, un récord promedio de 100,39 dólares por cada signo monetario que está anclado y devaluado con respecto al patrón de la moneda de reserva mundial y que controla la economía global; el billete verde. @mundiario