Buscar

MUNDIARIO

Los mercados europeos se derrumban por las caídas en las economías de EE UU y Alemania

La economía estadounidense se contrajo un 32,9%, mientras que la alemana cayó un 10,1%. Los dos pilares del sistema industrial global han sido corroídos por la crisis del coronavirus. 
Los mercados europeos se derrumban por las caídas en las economías de EE UU y Alemania
Panel de la Bolsa de Frankfurt, Alemania / DW.
Panel de la Bolsa de Frankfurt, Alemania / DW.

La primera economía del mundo está en caída libre. El volumen de capitales que solía generar Estados Unidos para su mercado interno y para el resto del circuito económico global antes de la pandemia de coronavirus, se ha reducido a niveles que dan entender lo que podría ocurrir después de esta crisis sanitaria; una crisis económica prolongada en la nación norteamericana, mucho más aguda que la actual.

Pero EE UU no es el único gigante caído en esta guerra contra el enemigo invisible. Alemania, el motor industrial de Europa, también ha perdido un descomunal stock financiero que le pasa factura en forma de una recesión histórica. Los dos pilares del sistema industrial global, aparte de China, se han resquebrajado, y por ende, la estructura financiera que depende de ellos, se ha venido abajo este jueves.


Quizás también te interese:

La economía de EE UU se desploma un 32,9% por la pandemia


Y es que las principales bolsas de valores europeas se han desplomado este jueves tras conocerse las fuertes caídas del Producto Interior Bruto (PIB) de Estados Unidos y de Alemania en el segundo trimestre. La economía estadounidense se contrajo un 32,9%, mientras que la alemana cayó un 10,1%. Para la primera es la peor caída en su historia y para la segunda es la más grave desde el inicio de sus registros estadísticos en 1970.

La bolsa de Fráncfort ha bajado un 3,45 %; Milán, un 3,28 %; Madrid, un 2,91 %; Londres, un 2,31 %; y París, un 2,13 %.

Estas contracciones en los mercados, numéricamente, se reflejan en pérdidas de más de 150 millones de euros, en promedio. Pero estratégicamente, frenan los flujos de capitales que se desplazan constantemente entre Europa y EE UU, lo que podría generar un estancamiento de las rentas que los inversores no encuentran dónde respaldar en estos tiempos de turbulencia económica ante las recesiones de dos de las economías más rentables e industrializadas del planeta. @mundiario