Buscar

MUNDIARIO

Los mercados se encaminan en las ganancias ante la progresiva normalización en Europa

La Bolsa de Madrid ha subido un 1,11% y recupera los 6.700 puntos, perdidos este lunes. Wall Street cerró con ganancias del 1,5%.
Los mercados se encaminan en las ganancias ante la progresiva normalización en Europa
Agentes bursátiles de la Bolsa de Valores de Nueva York (Wall Street) / El Comercio.
Agentes bursátiles de la Bolsa de Valores de Nueva York (Wall Street) / El Comercio.

Las Bolsas de valores son el reflejo del comportamiento de una economía mundial que pasa por su ciclo de volatilidad más alto en un siglo. Días rojos y días verdes han mareado a los inversores desde febrero cuando estalló el primer lunes negro tras años de tendencias alcistas en los principales centros financieros del mundo, que son los que controlan los flujos de capital que retroalimentan el complejo sistema de empresas y compañías que generan empleos a poblaciones enteras e ingresos fiscales a Estados que mantienen estrechos nexos con sus respectivos sectores privados.

La dinámica es ahora muy contrastante en ambos lados del Atlántico. En Estados Unidos, Wall Street reflejó a última hora de este lunes el cambio de tendencia. Las ganancias acumuladas en el intermedio de las sesiones de la semana pasada, volvieron perderse por la salida masiva de capitales de una economía donde surgen focos de distorsiones en los estados más afectados por el parón de la actividad económica derivado de la pandemia. Pero no todo se ha perdido en la jornada de este marte. Y es que el índice Dow Jones neoyorquino se encaminaba hacia su tercera jornada en negativo cuando un rebote de última hora le hizo ganar un 0,11%.

En Europa, la progresiva descompresión de las medidas de confinamiento y la paulatina vuelta a la normalidad en los principales países europeos (España, Alemania, Italia y Francia) —también en Estados Unidos—, las Bolsas continentales han dejado atrás el fatídico inicio de mayo y retoman, una vez más, la remontada.

Los mercados del Viejo Continente reaccionan ante los estímulos fiscales de los Gobiernos potencias, en especial el alemán, tras las inyecciones masivas de liquidez con la que muchas empresas han retomado sus operaciones de forma parcial y se ha logrado contener el desempleo, lo cual ha repunta ligeramente el consumo y eso ha tenido impacto positivo en el valor de las acciones de las Bolsas de Madrid, Berlín, Frankfurt y París.  

En España, el parqué que ha tenido tantas subidas y bajadas como número de contagios por la Covid-19 en el país, les ha hecho ganar a los inversores alrededor de un 20% desde los mínimos de mediados de marzo. Los resultados empresariales también contribuyen y han animado al Ibex 35, que crece más de un 1% con la petrolera española Repsol disparándose después de presentar cuentas.

Los beneficios netos generados por las compañías han logrado que se revalúen las acciones de las empresas del Ibex debido a que se acrecienta el flujo de dividendos distribuidos entre los tenedores de capital.

En el volátil mundo del ‘oro negro’, el barril de petróleo de Brent, de referencia en Europa, ya supera los 30 dólares, lo que incrementó los precios de las acciones de varios inversores y compañías que cotizan con el crudo europeo. Solo la prima de riesgo dio malas noticias este martes, tras el fallo del Constitucional alemán contra las compras del Banco Central Europeo (BCE).

Después de dos días fatídicos, la posibilidad de obtener beneficios con compras baratas y el optimismo ante los planes de desconfinamiento anunciados para los estados de California y Nueva York se han impuesto a la amenaza de una guerra comercial entre China y EE UU, que hundió a los parqués en la sesión anterior.

Los temores de las empresas de un incremento de aranceles de Washington a Pekín y su consecuente impacto en los precios de las mercancías, han causado pánico y motivó a la salida de capitales de una parte de los inversores que prefieren resguardar una parte de su patrimonio en un eventual escenario de desplome del comercio global si estalla otro episodio de la guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo.  

En plena temporada de resultados, la Bolsa de Madrid ha subido un 1,11% y recupera los 6.700 puntos, perdidos este lunes. El Ibex ha hecho caso omiso a otro mal dato sobre el empleo: el paro registrado creció en cerca de 300.000 personas en marzo.

En la misma línea, los principales mercados europeos, también con buenos resultados en sus cuentas empresariales, han registrado moderadas ganancias. Fráncfort y París se han situado a la cabeza, con subidas del 2,51% y el 2,40%, respectivamente. Wall Street cerró en verde con una apertura por encima del 1,5% que eclipsa a los malos datos macroeconómicos que llegan un día más de Estados Unidos y la amenaza latente de una recesión del 5% al final de año para el país norteamericano, según las proyecciones del Fondo Monetario Internacional. @mundiario