Buscar

El mercado de los créditos rápidos crece otro año más en España y en toda Europa

Los apuros económicos llevan a muchas personas a solicitar créditos rápidos para poder hacer frente al pago de imprevistos.

El mercado de los créditos rápidos crece otro año más en España y en toda Europa
Tarjeta de crédito. / Mundiario
Tarjeta de crédito. / Mundiario

Firma

Rob Ferry Jr.

Rob Ferry Jr.

El autor, ROB FERRY JR., escribe para el Área de Publirreportajes de MUNDIARIO, donde también coordina los contenidos patrocinados. @mundiario

Son muchas las peticiones de crédito que se realizan a los bancos por parte de pequeñas y medianas empresas, así como de particulares. Nunca sabemos el momento en el que un imprevisto puede golpearnos. Llega el día en el que tenemos que hacer frente a algo con lo que no contábamos y nuestros planes se ven truncados: una avería eléctrica en casa, la rotura de una tubería que inunda el baño o un problema de batería en el coche. Nadie está a salvo de sufrir este tipo de inconvenientes que pueden llegar a arruinarnos unas vacaciones planeadas o a hacer que no lleguemos a fin de mes.

Hoy en día, la mayoría de las personas viven al día. Los sueldos se han visto mermados y no todo el mundo tiene la suerte de poder ahorrar para tener un colchón para poder afrontar los imprevistos que pueden surgir. Con todos los gastos que tenemos durante el mes, es difícil poder ahorrar y cuando nos viene una avería o un pago nos cuesta mucho poder hacer ese pago.

Lo mismo ocurre en el caso de ser dueño de una pyme. Surgen imprevistos con los equipos informáticos, con el alquiler del local o, simplemente, un cliente se retrasa en los pagos y nos resulta difícil poder pagar a nuestro proveedores. Esto se convierte en una pescadilla que se muerde la cola que muchos empresarios suelen poner punto y final solicitando un crédito rápido.

Un sector en auge en los últimos años

El mercado de los créditos rápidos crece a un ritmo vertiginoso tanto en España como en Europa. Cuando alguien tiene necesidad de dinero, puede encontrarse con cuatro tipos de ofertas: créditos al consumo, tarjetas de crédito, créditos rápidos y microcréditos. Estos dos últimos solo se diferencian por la cuantía; los microcréditos ofrecen un máximo de 600 euros.

El éxito ha sido que muchas entidades como creditosrapidos10min, han sido capaces de adaptarse a la demanda de un mercado que pedía rapidez e inmediatez a la hora de obtener los créditos. Son muchas las personas físicas o las pymes que necesitan disponer de cantidades de dinero en un plazo muy corto de tiempo ya que sólo lo necesitan para afrontar un pago que les ha venido por sorpresa. Este sistema de crédito ha crecido a una velocidad de vértigo en el último lustro y equivale ya al 12% de todos los activos financieros que hay en el mundo. Estas entidades, ofrecen nuevas vías de financiación a las empresas y alternativas de ahorro a los inversores.

Además, las nuevas tecnologías han tenido mucho que ver en el auge de este sector ya que, gracias a los avances tecnológico, podemos solicitar minicréditos  a través de internet. Este medio se ha convertido en un canal muy valioso no sólo para la comunicación entre las personas, sino para realizar compras o contratar determinados servicios. Hoy en día, sacar unas entradas de teatro, comprar un billete de ave o de avión o realizar una compra online, son acciones que la mayoría de las personas realizan casi a diario. De la misma manera, la agilidad con la que podemos tramitar determinadas acciones a través de Internet.

Ventajas e inconvenientes reales de estas entidades de crédito

Las ventajas de estas entidades que ofrecen minicréditos son muy numerosas para todo aquel que busque este tipo de financiación. Los requisitos para conceder un minicréditos, como la entrega de nóminas o la presentación de un aval, no existen y el proceso de solicitud es muy rápido y sencillo llegando a hacerse a través de plataformas online. Otro de los puntos fuertes y que han contribuido al auge de este sector en toda Europa ha sido que realizan préstamos con ASNEF.

ASNEF son las siglas de Asociación Nacional de Establecimientos Financieros. Es una asociación que se creó a mitad de los años 60 que gestiona una base de datos que recoge los nombres de aquellas personas que son morosas o de empresas que tienen problemas de solvencia. Proporciona una imagen de la situación del ciudadano ante su comportamiento de pago. Las entidades bancarias acuden a ASNEF con frecuencia para decidir sobre la concesión de un crédito, una línea telefónica o cualquier producto financiero. El uso se ha extendido en la actualidad a cientos de empresas que consultan este fichero, por este motivo aparecer en este fichero puede acarrear muchos inconvenientes a la hora de pedir crédito o altas en compañías de suministro, entre otros. Cualquier entidad financiera o banco nunca concedería un crédito a alguien que aparezca en esa lista.

Estas entidades que están triunfando en Europa, son capaces de llegar a conceder préstamos con ASNEF, es decir, sin tener en cuenta que el nombre de una persona salga reflejado en esa lista. Como consecuencia, son muchos los morosos que solicitan préstamos recurriendo a este tipo de entidades en busca de financiación para hacer frente a imprevistos. Puede afirmarse que de ahí viene gran parte de su éxito.

Pero no todo son elogios para este tipo de entidades. Muchos expertos recomiendan que solo se utilice en caso de pequeñas cantidades de dinero ya que a veces devolver el dinero se puede hacer un poco cuesta arriba. Antes de solicitar este tipo de créditos, los expertos recomiendan elegir bien los plazos de devolución y conocer todos los intereses que conllevan este tipo de solicitudes. Cuanto más pequeña sea la cantidad solicitada, más fácil será su pago final.  La financiación no bancaria no constituye en sí misma un problema, sino que, por el contrario, ha jugado, juega y puede jugar un papel muy importante en la financiación de la economía real.