Más vale prevenir que curar: los depósitos, mejor con cancelación anticipada

cancelación anticipada, clave para invertir
Cancelación anticipada, clave para invertir con seguridad. / RR SS

Aunque los depósitos sean uno de los productos de inversión más seguros, tienen letra pequeña y no deberíamos pasarla por alto. La cancelación anticipada es un concepto fundamental.

Más vale prevenir que curar: los depósitos, mejor con cancelación anticipada

Cuando hablamos de inversiones seguras siempre mencionamos los depósitos como uno de los productos más seguros, puesto que el dinero y los beneficios están garantizados. Incluso en el caso de que algo fuera mal en la entidad que lo ofrece, el Fondo de Garantía de Depósitos cubriría los fondos y devolvería a los clientes hasta 100.000 euros por banco.

Sin embargo, a veces pasamos por alto que se trata de un producto con un plazo determinado, y que hasta que no finalice, no siempre podremos acceder al dinero. Este hecho, infravalorado por clientes que solamente se fijan en la rentabilidad, es un criterio imprescindible a la hora de escoger el producto, “sobre todo si es un depósito a largo plazo y en él se encuentran todos nuestros ahorros”, advierten los expertos del comparador financiero HelpMyCash.com.

¿Qué sucede si cancelamos un depósito antes de tiempo?

En el momento en el que invertimos dinero, lo último en lo que pensamos es en la posibilidad de que tengamos que echar mano de ese saldo antes de tiempo. Sin embargo, un imprevisto puede suceder en cualquier momento y, tras él, la necesidad de acceder a los fondos depositados.

Aunque hay depósitos que no permiten acceder al dinero hasta su vencimiento, en el mercado actual hay bancos que ofrecen más flexibilidad y dan la opción de que el inversor retire el dinero antes de tiempo. En algunos casos este servicio es gratuito y no incluye penalizaciones, sin embargo, lo más frecuente es que los beneficios generados hasta el momento salgan resentidos.

Esto se debe a que las sanciones económicas derivadas de la cancelación anticipada se aplican sobre el interés del producto. De modo que, el dinero conseguido se ve mermado e incluso reducido a cero en bastantes casos. Eso sí, según el código de buenas prácticas esta penalización no puede afectar a la naturaleza del depósito bancario, por lo que nunca se perderá nada de la inversión inicial.

¿Qué depósitos actuales permiten la cancelación anticipada?

Lo cierto es que en la actualidad el mercado ofrece bastantes depósitos con cancelación anticipada, aunque la mayoría incluyen penalización. Hay algunos, como el depósito francés de Crédit Agricole a 3 años al 1,25 % TAE que permite anular el producto en cualquier momento, aunque justificando los motivos. De modo que será la entidad la que valore si se aplica o no una sanción económica y de qué valor.

En cambio, en otros ya va definido por contrato cuál será el valor de la penalización, como en la mayoría de los productos comercializados por la plataforma europea Raisin. Por un lado, en el depósito Younited Credit a 3 años y al 1,25 % TAE varía el coste de la anulación según el momento en el que esta se haga. Si es antes del primer año, los beneficios se reducen a cero euros, pero a partir de esta fecha el interés pasa a ser del 0,30 % TAE.

Por el otro, el depósito de origen búlgaro BACB a 2 años y con una rentabilidad del 1,24 % TAE establece que el interés se reducirá al 0,01 % TAE. También contratable de forma online a través de Raisin. Otra opción si queremos evitar sustos a la hora de invertir es apostar por productos a un plazo más corto, de este modo podemos controlar cómo va nuestra economía y la probabilidad de que suframos imprevistos es mucho menor. Por ejemplo, los depósitos a un año son los más interesantes desde el punto de vista rentabilidad-riesgo.

Más vale prevenir que curar: los depósitos, mejor con cancelación anticipada
Comentarios