Más allá del bitcoin: el Blockchain en las crisis humanitarias

Cadena de bloques. Oracle Times
Cadena de bloques. / Oracle Times

La cadena de bloques se ha hecho popular gracias a la fiebre de las criptomonedas, pero la realidad es que más allá de este apartado, la tecnología puede jugar un papel crucial en el bienestar de la sociedad.

Más allá del bitcoin: el Blockchain en las crisis humanitarias

El blockchain es la tecnología del futuro. Así lo han dejado claro cientos de expertos. La cadena de bloques se ha hecho popular gracias a la fiebre de las criptomonedas, pero la realidad es que más allá de este apartado, esta tecnología podría revolucionar todos los aspectos de nuestra vida y ser la solución para grandes problemas como las crisis humanitarias.

De acuerdo con un informe elaborado por el profesor del Postgrado de Experto en Bitcoin y Blockchain de la Universidad Europea y cofundador de NevTrace, Jorge Ordovás, la cadena de bloques "puede ser un elemento que ayude a eliminar las diferencias entre el tercer mundo y el mundo desarrollado". En ese sentido, el experto ve la tecnología como la herramienta ideal para mejorar la eficiencia de la ayuda humanitaria que se presta a las naciones más necesitadas o bien para que ésta llegue más rápido a las zonas del planeta donde se necesita, tal como expone Europa Press.

Cadena de bloques. RR SS

Cadena de bloques. / RR SS

Ahora bien, ¿cómo es que el Blockchain podría contribuir a las causas que buscan frenar las crisis humanitarias? Pues bien, según Ordovás, el uso de esta tecnología abre la puerta a muchas posibilidades: mejorar la eficiencia de la ayuda humanitaria que se presta, haciendo que llegue más rápido a las zonas donde se necesita, que "se sepa claramente en qué se gastan los fondos" o "seguir la trazabilidad exacta" desde que una persona hace una donación hasta que el dinero se gasta en algo concreto, "uno de los aspectos que, probablemente, a día de hoy sea de lo más complicado", añade Europa Press.

Además, el experto destaca que con esta herramienta, las ONG pueden tener una mayor trazabilidad sobre el camino que recorren las personas migrantes, que tienen que cruzar países y fronteras huyendo de la pobreza o de los conflictos bélicos; o incluso si se necesita aplicar un tratamiento médico a una persona.

La cuestión es sencilla: con el Blockchain la información puede ser accesible desde cualquier parte del mundo, sin intermediarios, ni organismos ni empresas. Así, la cadena de bloques se convierte en una puerta abierta que no solo sería útil a las criptomonedas o podría luchar contra la corrupción, sino que también puede cambiar el mundo. @mundiario

Más allá del bitcoin: el Blockchain en las crisis humanitarias
Comentarios