Buscar

MUNDIARIO

Más de 700.000 trabajadores salieron de un ERTE en julio

Cada vez son más los ciudadanos que se reinsertan en el mercado de trabajo y en condiciones salariales relativamente normales bajo un contexto de austeridad en las empresas.
Más de 700.000 trabajadores salieron de un ERTE en julio
Un mesero en un restaurante de Barcelona / La Vanguardia.
Un mesero en un restaurante de Barcelona / La Vanguardia.

La crisis de empleo es la huella más palpable de un proceso de involución económica que tiene a España subordinada ante el azar biológico de un ciclo natural que ha desencadenado el tramo más sombrío en la historia del país desde la turbulenta época de la dictadura de Francisco Franco. Uno de los protagonistas súbitos de la actual crisis es el ERTE, y por supuesto, por una causa muy negativa para la estabilidad del tejido socioeconómico del país.

Y es que solo en julio, un total de 712.000 personas dejaron de estar bajo un Expediente de Regulación de Empleo (ERTE), lo que dejó el total de trabajadores con el contrato suspendido total o parcialmente en 1,11 millones. 

Esto implica que cada vez son más los ciudadanos que se reinsertan en el mercado de trabajo y en condiciones salariales relativamente normales bajo un contexto de austeridad financiera en las empresas por la caída de la demanda interna-externa, así como por la caída de las inversiones debido al temor de los tenedores de capital nacional a causa del shock económico generado en la actividad comercial por el miedo al contagio.

Según ha informado este martes el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del total de trabajadores afectados por ERTE en julio, 932.609 eran por motivos de fuerza mayor y 185.933 por otras causas. Este volumen de trabajadores insertados en el esquema del ERTE representó una carga fiscal de más de 979 millones de euros como monto de subsidio de emergencia con el que el Gobierno cubría los sueldos de esa masa laboral. @mundiario