Manuel Fernández, ya imputado, dice que sigue siendo el presidente de Pescanova

Manuel Fernández de Sousa-Faro, expresidente de Pescanova / SER
Manuel Fernández de Sousa-Faro, expresidente de Pescanova / SER
Manuel Fernández de Sousa-Faro declara en la cadena Ser que va "todos los días a la empresa", y que está "a disposición de los administradores concursales". Lo cierto es que está imputado.
Manuel Fernández, ya imputado, dice que sigue siendo el presidente de Pescanova

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha imputado al expresidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa-Faro, a otros tres directivos de la entidad y al grupo alimentario como persona jurídica por falsear sus cuentas anuales y utilizar información relevante.

En un auto dictado este jueves, el magistrado cita a los imputados a declarar para los próximos días 1 y 2 de julio. En el documento, Pablo Ruz también asegura que es competente para instruir esta causa y admite parcialmente a trámite tres de las cuatro querellas presentadas contra los responsables de la empresa.

Además de Fernández de Sousa-Faro, el juez ha imputado al consejero Alfonso Paz-Andrade por los delitos de falseamiento de información económico-financiera, falseamiento de las cuentas anuales y uso de información relevante. Este último, también lo atribuye a José Alberto Barreras y José Antonio Pérez-Nievas, relevantes accionistas y consejeros de Pescanova.

Casualmente, este jueves rompió su silencio Manuel Fernández de Sousa-Faro, tres meses después del comienzo de la crisis. Admitió errores pero, sobre todo, defendió su controvertida gestión y lanzó una advertencia cuando menos sorprendente dada su situación ante la justicia: "Sigo en mis funciones" y "lucharé para que no se fraccione Pescanova". Manuel Fernández de Sousa-Faro, apartado del cargo por el juez, dijo en la Cadena Ser que “el silencio no ha sido un acierto, se ha escrito mucho, y se ha creado una opinión que no es buena para Pescanova, para sus trabajadores y para mí”.

Manuel Fernández de Sousa-Faro señaló que va "todos los días a la empresa", y que está "a disposición de los administradores concursales".

"He dedicado toda una vida a Pescanova, que ha pasado en estos años de 24 a 1.500 millones de facturación", explicó por primera vez a la periodista Pepa Bueno. Fue muy explícito al asegurar que "el consejo sigue en sus funciones y el presidente también".

"No es frecuente la decisión del juez de nombrar administradores y no solo interventores, pero el presidente sigue en sus funciones", opina el ahora imputado Manuel Fernández de Sousa-Faro.

Manuel Fernández, ya imputado, dice que sigue siendo el presidente de Pescanova
Comentarios