Buscar

MUNDIARIO

Malestar en el Consejo General de Economistas por las medidas del Gobierno

Los economistas reconocen en todo caso algunas "medidas de alivio" como la flexibilización de ERTEs o las relacionadas con las cuotas de autónomos.
Malestar en el Consejo General de Economistas por las medidas del Gobierno
Valentín Pich. / Mundiario
Valentín Pich. / Mundiario

Redacción

Análisis de @mundiario

Hay malestar entre los economistas españoles. La comparecencia de la ministra portavoz, que, a su vez, lo es del Ministerio de Hacienda, ha sido para el Consejo General de Economistas un “jarro de agua fría” ya que, a su juicio, parece indicar "falta de sensibilidad" del ministerio con empresas y profesionales, a quienes parece querer negar "herramientas de fácil implementación y bajo coste" que podrían ser de "gran ayuda" para garantizar su supervivencia facilitándoles "algo de liquidez con una sencilla ampliación de plazos de las autoliquidaciones tributarias"; lo que sería especialmente importante para aquellos que, a duras penas, están intentado mantener la actividad –"máxime con la extensión del estado de alarma 15 días más"–, y a los que parecen estar dejando en una situación de "desamparo", alertan.

Una vez se publiquen en el BOE las nuevas medidas acordadas en el Consejo de Ministros de este martes, el Consejo General de Economistas analizará con detalle el alcance global de las mismas, sus ventajas y, en su caso, sus omisiones, así como si van, o no, bien enfocadas para fomentar la actividad económica, facilitar el trabajo de los profesionales, y mantener el ciclo financiero de familias y empresas. Pero, después de escuchar la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este martes, "tenemos una notable desilusión provocada por la poca contundencia de las medidas económicas que se anuncian, resumen desde el Consejo General de Economistas.

Los economistas reconocen en todo caso algunas "medidas de alivio" como la flexibilización de ERTEs, las relacionadas con las cuotas de autónomos, las facilidades para aplazar autoliquidaciones tributarias de las pymes que resulten a ingresar o la ampliación de determinados plazos tributarios.

"En nuestro país –manifestó días atrás el presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich– existen muchas empresas que, aunque continúan en funcionamiento, lo están haciendo a un menor nivel y que, además, cuentan con fondos de maniobra muy limitados, por lo que también deberían recibir apoyos por parte del Gobierno, como, por ejemplo, aplazando el pago del próximo 30 de marzo del IVA y de las cuotas a la Seguridad Social, así como los pagos fraccionados de Sociedades, las retenciones del IRPF y el IVA, que habrán de hacerse en abril”. @mundiario