El mal tiempo en la costa gallega ha supuesto beneficios para la Ribeira Sacra

Paisaje vinícola de la Ribeira Sacra.
Paisaje vinícola de la Ribeira Sacra.

Que nunca llueve a gusto de todos se hace del todo verdad en este verano gallego. Mientras en la costa se lamentan por la adversidad climática, en el interior baten palmas.

El mal tiempo en la costa gallega ha supuesto beneficios para la Ribeira Sacra

El Consorcio de Turismo de la Ribeira Sacra es optimista con respecto al balance que se pueda hacer al cerrar la campaña. Según los datos que maneja el organismo, la segunda quincena de julio se cerró con un 80 % de ocupación hotelera. Y eso a pesar de que en los primeros quince días del mes solo se llegó al 65 %. Es más, el consorcio espera cerrar el mes de agosto con una ocupación cercana al cien por cien, aunque sin alcanzarlo.

Ya el primer semestre del año avanzó que los niveles de ocupación podían ser buenos, pues los establecimientos de la Ribeira Sacra tuvieron un incremento del 16 % con respecto a la campaña anterior.

Con estos datos se demuestra la validez del refrán -"Nunca llueve a gusto de todos"- pues el mal tiempo que se ha adueñado de la costa gallega ha empujado al turismo hacia el interior. Eso, unido a la oferta gastronómica, a sus paisajes y a que la Ribeira ofrezca el mayor despliegue de románico rural de Europa, han llevado beneficios a su oferta turística.

El mal tiempo en la costa gallega ha supuesto beneficios para la Ribeira Sacra
Comentarios