Buscar

MUNDIARIO

El magnate de la moda Adolfo Domínguez pierde 8,1 millones en su primer trimestre fiscal

La compañía ha hecho un ajuste fiscal interno que le permitiría administrar con mayor eficiencia los créditos especiales que reciba del Gobierno.

El magnate de la moda Adolfo Domínguez pierde 8,1 millones en su primer trimestre fiscal
La entrada de una de las tiendas de la compañía de moda española Adolfo Domínguez / estrategiasdeinversion.com/
La entrada de una de las tiendas de la compañía de moda española Adolfo Domínguez / estrategiasdeinversion.com/

Las grandes fortunas no escapan de la crisis económica global provocada por la pandemia de coronavirus. Y aunque grandes patrimonios financieros como los de Amazon, Microsoft, Facebook y Netflix se hayan aislado de la recesión por la oportunidad de oro que se les presentó con la evolución de la demanda global de servicios ante el confinamiento de media humanidad, hay otros rubros que no corrieron la misma suerte, uno de ellos es el de la ostentosa industria de la moda.

Y es que las ventas del grupo Adolfo Domínguez bajaron un 67,3% en este período, hasta los 6,7 millones de euros, tras verse obligado a cerrar temporalmente hasta el 92% de sus puntos de venta como consecuencia de la crisis sanitaria. Esto se debe a que la caída del 30% inicial en la demanda de consumo no esencial en España por el impacto del estado de alarma, que llevó al país a su peor crisis económica de los últimos 10 años, se reflejó en que este sector del mercado quedó relegado a un segundo e incluso a un tercer plano por la baja de la actividad comercial y socioeconómica. “No obstante, la firma logró en este período un crecimiento de sus ventas 'online' del 52,3%”, según ha detallado en un informe remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Por lo tanto, este incremento podría representar un acumulado de capitales por el orden estimado de los 4 millones de euros, lo que supone un margen aceptable de ganancias para un flujo de caja que ha tenido un rendimiento negativo generalizado a lo largo de este agitado año.

Durante el período marzo-mayo, en pleno confinamiento, la compañía tomó medidas extraordinarias como “una regulación temporal de empleo, la reducción de sus gastos operativos en más de un 34% y la obtención de financiación extraordinaria”, según indicó la firma en un comunicado. Esto se traduce en un ajuste fiscal interno que le permitiría administrar con mayor eficiencia los créditos especiales que reciba del Gobierno. 

Con todo, y como resultado de la pandemia, la firma registró en su primer trimestre fiscal un resultado bruto de explotación de 4,6 millones de euros, en contraste con la ganancia de 1,1 millones del mismo trimestre del ejercicio anterior, lo que representa un desempeño positivo de 3,5 billones de euros. @mundiario