Luis del Rivero propone una intervención del BBVA, el banco que un día quiso controlar

Luis del Rivero. / laSexta
Luis del Rivero. / laSexta
Recuerda que el Código Penal prevé que pueda adoptarse como medida cautelar la intervención de la entidad con el nombramiento de un interventor con funciones concretas en determinadas unidades de negocio (sin que afecte al normal funcionamiento de la entidad).
Luis del Rivero propone una intervención del BBVA, el banco que un día quiso controlar

Luis del Rivero propone una intervención del BBVA, el banco del que quiso echar a Francisco González. El hombre que un día aspiró a hacerse con el control del BBVA, reclama ahora mayor colaboración del banco con la justicia y se pregunta desde las páginas del diario El País si tendrá una actitud de cumplimiento como le corresponde a una entidad "ante este tipo de situaciones". Luis del Rivero fue presidente de Sacyr y es accionista de referencia del BBVA, un banco que admite ahora que el caso Villarejo ya ha impactado en su reputación.

El consejero delegado del BBVA, Onur Genç, desarrolló en inglés una conferencia de prensa y, según la traducción simultánea, dijo: "Por supuesto que (el caso Villarejo) va a impactar sobre nuestros compañeros, clientes, etcétera". Sin embargo, en el texto original en inglés, la afirmación fue: "El caso Villarejo por supuesto puede impactar, a largo plazo, en el pensamiento de la plantilla y de los clientes".

El negocio del BBVA, según dijo Onur Genç, no se ha visto afectado. Pero fue esta semana cuando el juez imputó al banco por los delitos de revelación de secretos, cohecho y corrupción en los negocios, de modo que no cabe hacer por ahora valoraciones con perspectiva suficiente. De entrada, pues, el BBVA ya admite que el caso Villarejo ha impactado en la reputación del banco, que ganó 2.442 millones de euros hasta junio, un 3,7% menos, tras elevar los saneamientos.

"La imputación del BBVA por parte del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional constituye un serio problema para el banco del cual soy accionista. Y no tanto, que también, por la contratación del señor Villarejo a través de sus sociedades satélites sino, sobre todo, por la nefasta gestión de la crisis que se desató a raíz del conocimiento público de dicha contratación", escribe también Luis del Rivero en El País.

Para este accionista que un día quiso echar a Francisco González del BBVA, "el verdadero problema del BBVA es cómo gestionar esta crisis, ya de relevancia institucional". En ese sentido se pregunta: "¿Seguirán jugando a la estrategia del cumplo-miento o adoptarán una verdadera actitud de cumplimiento con máximas reconocidas de cómo debe comportarse una entidad en este tipo de situaciones?"

Luis del Rivero recuerda también que el Código Penal prevé que pueda adoptarse como medida cautelar la intervención de la entidad con el nombramiento de un interventor con funciones concretas en determinadas unidades de negocio (sin que afecte al normal funcionamiento de la entidad). "Ciertamente –comenta– es una medida drástica, pero si algo ha quedado claro a estas alturas es que lo que el BBVA ha venido haciendo hasta ahora se puede resumir con una conocida máxima anglosajona: too little, too late (traducido: demasiado poco, demasiado tarde)." @mundiario

Luis del Rivero propone una intervención del BBVA, el banco que un día quiso controlar
Comentarios