Buscar

MUNDIARIO

Los mercados occidentales reaccionan con fuerza ante los paquetes económicos de EE UU y Alemania

El índice Dow Jones, que el martes había registrado su mayor ascenso en un día (+11,37%) desde 1933, subía 5,5% a media jornada de este miércoles. 
Los mercados occidentales reaccionan con fuerza ante los paquetes económicos de EE UU y Alemania
Operadores de Wall Street (EE UU) / El Economista.
Operadores de Wall Street (EE UU) / El Economista.

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina.

La confianza vuelve a ser el leitmotiv de la economía mundial y, en especial, de los mercados financieros que controlan los flujos de capitales más grandes en todo el sistema cíclico de retroalimentación de las finanzas, empresas, gobiernos y sociedad a nivel global. Las buenas noticias vienen, como casi siempre, del epicentro económico del planeta; Estados Unidos, desde donde se ha aprobado un ambicioso programa de inyección de capitales que hará repuntar el PIB de la primera economía del mundo, pero del que también saldrán  por la vía de las exportaciones financieras muchos fondos destinados a los bancos de inversión, dividendos e inversiones de empresas europeas que siguen depositando sus esperanzas en el patrón dólar y no en el euro.

Y es que la bolsa de Nueva York y los principales parqués del hemisferio occidental vivieron miércoles una jornada de montaña rusa, que en el caso europeo acabó con subidas, ante los megaplanes de reacción y estímulo económico aprobados por Estados Unidos y Alemania. Se trata de dos políticas de alto shock fiscal que buscan saturar esas economías de capital para reacelerar los circuitos financieros internos y canalizar esos fondos en flujos de exportación de tecnologías, mercancías, materias primas y grandes bienes industriales, que son las fortalezas de la primera economía del globo: EE UU, y del motor industrial de Europa; Alemania. 

El índice Dow Jones, que el martes había registrado su mayor ascenso en un día (+11,37%) desde 1933, subía 5,5% a media jornada. A esta hora se cotiza en 21.200,55 puntos tras haber subido un nuevo tramo de 2,39%, es decir, 495,64 unidades. Ese avance de terreno les permite a muchos inversores estadounidenses colocar sus capitales más líquidos en títulos valores de acciones de las empresas que cotizan en ese índice, en especial las dedicadas al sector industrial.

En el Viejo Continente, París ganó 4,5%, Fráncfort 1,8%, Londres 4,5%, Milán 1,7%, Madrid 3,4%, lo que implica una consolidación de la tendencia alcista que vienen registrando los centros financieros pilares de Europa, aunque ese repunte se haya originado por el fortalecimiento de las expectativas en los flujos financieros denominados en dólares, que inevitablemente se trasladan a Europa por exportaciones, transferencias de capital, inversiones y dividendos; un punto más de desventaja para el euro. 

Las bolsas europeas siguieron ese buen comportamiento después de que el Parlamento alemán aprobara su propio paquete de rescate de 1,1 billones de euros, cercano al 50% del PIB de esa nación; unos 3,6 billones de dólares (920.000 millones de euros). 

El líder de la mayoría republicana en el Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell, anunció el martes un acuerdo con los demócratas y la Casa Blanca sobre un plan de 2 billones de dólares para mitigar los efectos de la Covid-19 en la primera economía del mundo. Esos dos billones suponen la inyección de capital más grande jamás vista en EE UU desde la Segunda Guerra Mundial, lo que abarca un 1% del PIB de la superpotencia norteamericana (19,3 billones de dólares). @mundiario