Seis lecciones para jóvenes emprendedores compartidas por Mark Zuckerberg

Mark Zuckerberg. / facebook.com
Mark Zuckerberg. / facebook.com

El creador de Facebook es el empresario millenial por antonomasia. Por ello, MUNDIARIO comparte seis de sus lecciones más importantes para los empresarios del futuro.

Seis lecciones para jóvenes emprendedores compartidas por Mark Zuckerberg

Mark Zuckerberg es el emprendedor millenial por excelencia. Su red social, Facebook, se ha convertido en la matriarca del sector y se ha devorado a todos aquellos que no se han rendido a su imperio, tal y como hace actualmente con SnapChat. Capaz de crear una firma multimillonaria de un proyecto universitario, Zuckerberg tiene voz propia cuando se trata de hacer negocios. A continuación, seis lecciones que ha dejado Zuck para los jóvenes emprendedores:

1- Trazarse objetivos altos

No se trata solamente de hacer dinero. Ese es un fin, por supuesto, pero si toda la intención de un emprendimiento es generar dinero, nunca se avanzará. “Facebook no se creó originalmente para ser una compañía, se creó para cumplir una misión social, hacer que el mundo sea más abierto y conectado”, dijo una vez respecto al proyecto que le cambió la vida. Y sí, la idea de Facebook es hacer el mundo más accesible para todos, estrechar nexos entre personas, o entre famosos con sus seguidores, etc. El propósito de la plataforma es enorme, y así es también lo que genera para su máximo jefe.

2- Equivocarse siempre

De acuerdo al CEO de la red, muchas empresas cometen el error de que, a medida que crecen, empiezan a ralentizar sus actividades por miedo a equivocarse. Eso, según Zuckerberg, es un serio error. El lema en las oficinas de la plataforma es “muévete rápido y rompe cosas”, puesto que si no se rompe nada a medida que se avanza, es porque tal vez se está yendo demasiado lento.

3- Asumir riesgos

Y para moverse rápido y romper cosas, es inevitable asumir riesgos. Es mas, el peor error que puede cometer cualquier emprendedor es, irónicamente, no cometer ningún error del todo. “En un mundo que está cambiando rápidamente la única estrategia que te garantiza no fallar está en no tomar ningún riesgo, y no cambiar nada”, aseguró en su momento. Facebook se mantiene vigente porque vive en constante innovación y experimentación de nuevos productos y virtudes para usuarios y clientes, tal y como Google, Coca-Cola y en general todas las grandes compañías.

4- Rodearse de personas distintas

Se puede desarrollar un proyecto solo, por supuesto, pero siempre será más recomendable hacerlo en equipo. “Lo más importante para un emprendedor que intenta crear algo es construir un verdadero gran equipo. He pasado probablemente el 25% de mi tiempo reclutando, encontrando buena gente, tanto fuera como dentro de la compañía, para ponerlos en los puestos de más impacto”, ha dicho el creador de Facebook respecto a quienes le rodean.

La mejor forma para alcanzar los objetivos en equipo, prosigue, es uniendo a personas que complementen sus cualidades entre sí. Las falencias de uno podrán ser cubiertos por los talentos de otros y viceversa. Para tener éxito no se puede basar todo en la afinidad.

5- Nunca dejar de crecer

La empresa no puede llegar nunca a un punto culminante, en que las ideas se agotan o simplemente no fluyen. Todo emprendedor debe encargarse de que su proyecto crezca. Para ello, hay que mantenerse en constante actualización y nunca dejar de estudiar. Y unido al crecimiento de los participantes en cualquier proyecto, se debe buscar también el crecimiento de la empresa, aun a costa de planes que pueden parecer sencillos. Por ejemplo, Zuckeberg creó Spread Facebook en los inicios de su plataforma. La única misión de este proyecto era reclutar personas para que se registraran en Facebook y se hicieran usuarios constantes de esta red.

6- El producto es siempre lo más importante

Se cometerán errores, siempre, en cualquier área, pero a medida que se avance nadie los recordará. “Hay como 1.000 cosas desarrollándose en cualquier lugar y cualquier momento en Facebook, pero sólo hay como una o dos que realmente importan. Hay que centrarse en ellas, probablemente lo más inspirador y sorprendente es que puedes ser malísimo en muchas cosas y aprender por el camino mientras estés centrado en cómo ofreces valor a tus usuarios y clientes y tienes algo que es único, valioso y entiendes lo que estás ofreciendo. Sólo céntrate en lo que ofreces a tus usuarios. Vas a cometer toneladas de errores, no importa. No te juzgarán por los errores, la gente no recuerda esos años, recuerdan las cosas que hiciste que estaban bien”, dijo Zuckerberg una vez en Startup School en 2011. En otras palabras, el producto es siempre lo más importante.

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Economía.
 

 

Seis lecciones para jóvenes emprendedores compartidas por Mark Zuckerberg
Comentarios