El láser se postula como la solución para mejorar la iluminación de los vehículos

Diferencia de haz de luz entre led en cruce, led con largas y la luz láser/bmw.tv
Diferencia de haz de luz entre led en cruce, led con largas y la luz láser / bmw.tv

Audi, Mercedes y BMW han presentado varios prototipos equipados con ésta tecnología que podría aparecer en el mercado el próximo mes de octubre en el novedoso BMW i8.

El láser se postula como la solución para mejorar la iluminación de los vehículos

La mejora de la iluminación de los vehículos ha sido siempre una obsesión para todos los fabricantes. No hay que olvidar que una iluminación deficiente, además de reducir visibilidad, provoca fatiga en el conductor lo que se traduce en somnolencia. Es por ello que desde siempre se han producido avances en esta materia, aunque algunos hayan pasado desapercibidos para la mayoría.

El objetivo de la iluminación del vehículo es conseguir la luz lo más blanca posible con el objetivo de imitar en lo posible la luz del día. Además el haz ha de ser constante, sin zonas oscuras, y reducir o eliminar el fenómeno conocido como luz dispersa. La luz dispersa se produce cuando el faro envía luz a lugares que son innecesarios y que provocan reflejos molestos en la zona de visión.

A principios de los 90 salió al mercado el faro de Xenon estrenado por BMW en la serie 7, que conseguía una luz mucho más blanca, a lo que había que sumar una mayor durabilidad. Como siempre su mayor hándicap ha sido el precio, lo que ha provocado que durante mucho tiempo sólo estuviese disponible en las gamas más altas.

Ya bien entrados en el tercer milenio, apareció la iluminación led. Las luces led llevaban años usándose en luces de situación y señalización, pero tardaron un tiempo en dar el salto a la luz principal. Así el Lexus LS600 se estrenó en 2007 con las primeras luces led, aunque sólo para cruce, en 2008 el Audi R8 estrenaría la iluminación integral con LED. Entre sus ventajas, que se reduce el consumo de corriente y como consecuencia de combustible, ofrecen una luz más blanca que la del Xenon y aún más durabilidad. Como la tecnología se “socializa” cada vez más rápido, desde 2013 un compacto como el León puede equiparlos como opción.

Uso de espejos

Cuando los faros LED todavía están despuntando en las gamas de los fabricantes la nueva generación de iluminación ya está a la vista basada en el uso de tecnología láser. El láser si se enfoca hacia los ojos puede producir daños en la córnea o incluso la ceguera. Es por ello que los fabricantes están trabajando con lentes, espejos y filtros de fósforo fluorescente que consiguen una luz blanca muy cercana a la diurna y además segura.

Las ventajas que se prometen para estos faros están a la altura del nivel de tecnología necesaria para hacerlos funcionar. Así el tamaño de los emisores es 10 veces más pequeño que el de un led y su consumo de corriente se reduce en un 30%. El haz de luz es constante, no existe la luz dispersa, lo que permite haces constantemente paralelos en el espacio. Con este sistema se estima un alcance máximo de 600 metros de forma lineal, lo que implica que no produciría deslumbramientos a los conductores que circulasen de frente. Algo que si todo va según lo previsto podremos ver en Octubre en el nuevo deportivo híbrido de BMW, el i8.

Debido a que necesitan mucho menos espacio para proyectar la luz, la eficiencia aerodinámica ganará terreno en los frontales, con lo que podríamos ver faros cada vez más pequeños. Sin embargo, los fabricantes aseguran que por estética mantendrán el tamaño habitual. Aunque la causa más probable es que este tipo de faros nacerán como equipamiento extra, por lo deberán diseñar los faros para tecnologías más convencionales.

¿Café para todos?
Lamentablemente es posible que tardemos muchos años en ver esta tecnología como equipamiento de serie en los vehículos. No hay que olvidar que el Xenon lleva más de 20 años en el mercado y todavía son pocos los vehículos que lo equipan de serie, pese a que desde hace mucho tiempo lo ofrecen casi todos como opción. De hecho la tendencia es que los fabricantes lo abandonen a favor del LED, que sí tiene más posibilidades de generalizarse, debido a la reducción de consumo que ofrece, con lo que el Láser quedará para los segmentos más elitistas.

 

El láser se postula como la solución para mejorar la iluminación de los vehículos
Comentarios