Las reformas en el sector industrial coruñés son inaplazables para su supervivencia

Empresas del polígono de A Grela, en A Coruña / galicianaves.com
Polígono de A Grela, en A Coruña / galicianaves.com
Retos industriales en A Coruña: una apuesta por un gran cluster textil, una mayor implicación en la transformación de los productos del sector primario y una apuesta decidida por la I+D+i.
Las reformas en el sector industrial coruñés son inaplazables para su supervivencia

El sector industrial coruñés representa alrededor del 20 % del VAB , siendo esta misma cantidad aproximada la población activa que ocupa. En 1986 su referente era casi el 29,3 % de la población activa, con una mayor contribución al VAB de la provincia. Es el sector, después de la construcción, más castigado en esta recesión: ha perdido 20.000 puestos de trabajo en apenas cinco años. Dentro del sector destacan por su importancia y en este orden: textil, alimentación, productos métalicos, madera y bebidas.

La causa más evidente del castigo en el sector es el hundimiento del sector del ladrillo y después un descenso de la demanda tanto local como exterior. Una segunda causa sería una serie de problemas estructurales: las grandes trabas existentes a nivel burocrático para nuevos proyectos, la poca presencia institucional en la captación de capitales foráneos, el mal reparto del suelo industrial, el minifundismo de algunos subsectores, la escasa unión para formar sinergias y agrupaciones mayores...

Muchos de estos problemas no sería difícil subsanarlos. Pongamos un ejemplo de rabiosa actualidad: Caramelo, una industria local en verdadero peligro. A su lado está una multinacional de gran envergadura, Inditex, que podría echarle una mano. Una nueva adquisición le daría un valor añadido tanto a la producción, como a la diversificación de la marca, a medio y largo plazo.

Hay también falta de apoyo al sector audiovisual por parte de las instituciones, ya que A Coruña cuenta con empresas en el ramo de la animación que sufren la falta de ideas como la creación de un festival de cine de animación internacional que haría de efecto llamada y de puente para una posible expansión del sector, aparte de abrir un abanico mayor de oferta cultural y de mayor presencia en los medios.

Falta un apoyo decidido a sectores que aportan un gran valor añadido como el medioambiental y el aeroespacial. Adolece la Universidad coruñesa de una ayuda también importante a su parque tecnológico. No hay un referente en inversión para la I+D+i.

Todas estas medidas las podíamos resumir en una apuesta para la creación de un gran cluster textil, una mayor implicación en la transformación de los productos del sector primario en el industrial, una cristalización de los proyectos en I+D+i , ayudas para la salida de los productos al exterior, una simplificación de la burocracia, impulsar proyectos de alto valor añadido, etcétera. Las reformas estructurales en el sector son de una inaplazable ejecución para su supervivencia y mejor futuro.

Las reformas en el sector industrial coruñés son inaplazables para su supervivencia
Comentarios