Buscar

MUNDIARIO

La UE impulsa el debate sobre la propuesta de un salario mínimo europeo

La Comisión Europea, liderada por Ursula von der Leyen, apunta a que los países del bloque comunitario fijen un sueldo mínimo de remuneraciones en el 60% del sueldo de cada nación. 
La UE impulsa el debate sobre la propuesta de un salario mínimo europeo
Salario España./ El Huffington Post
Salario España./ El Huffington Post

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

La nueva agenda social de la Unión Europea está en marcha. Bajo el liderazgo de Ursula von der Leyen, la Comisión Europea comenzará a debatir la propuesta de un salario mínimo europeo. Este asunto se haría realidad si se fija una remuneración mínima equivalente al 60% del salario medio nacional.

La idea es potenciar la convergencia económica entre los socios de la UE, reducir el riesgo de dumping salarial en un mercado laboral sin fronteras y rescatar a una parte de los 110 millones de europeos en riesgo de pobreza, de acuerdo a El País.

Como se recuerda, Von der Leyen dijo, en su discurso de asunción como nueva jefa de la CE, que el Parlamento Europeo pondría en marcha en menos de 100 días una ambiciosa agenda social y medioambiental. Nada más asumir el cargo el 1 de diciembre, la alemana empezó a cumplir las promesas que le permitieron salvar la votación de su nombramiento por solo nueve votos de diferencia.

El salario mínimo anual neto en países como Polonia, Hungría, República Checa o Eslovaquia no llega a 5.000 euros al año mientras que en Bulgaria o Rumanía ronda los 3.000, según Eurofound, la agencia europea encargada de mejorar las condiciones de vida.

Es así que se muestran ue el salario mínimo en Alemania, Francia o Italia supera los 13.000 euros y en España, los 11.000 euros (12.600 euros brutos anuales o 900 euros en 14 pagas al año). La explicación a esa diferencia de sueldos se debe a que es explotada en sectores con posibilidad de desplazamiento de trabajadores, como el transporte.

Como sea, la propuesta del salario mínimo europeo, que se suma a otras ideas como la introducción de una renta mínima que garantice a todos los ciudadanos en situación vulnerable unas condiciones de vida dignas, ya ha despertado el interés de países como Italia o Chipre y en los que se fija a través de una negociación colectiva sin intervención de las autoridades (en los países nórdicos). 

“El objetivo no es fijar un salario mínimo común para toda la UE”, dijeron fuentes de la Comisión a El País en vísperas de publicar el documento de consulta sobre el futuro mecanismo europeo. @mundiario