Buscar

MUNDIARIO

La UE se fragmenta en medio del debate por un plan de choque contra la pandemia

El plan de choque de la Unión Europea contra la crisis del coronavirus no sale adelante por la resistencia de Alemania y Holanda. Los líderes europeos volverán a buscar una solución en 15 días.

La UE se fragmenta en medio del debate por un plan de choque contra la pandemia
Una conversación entre el presidente de Francia, Emmanuel Macron; el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez; y la canciller de Alemania, Angela Merkel / expansion.com
Una conversación entre el presidente de Francia, Emmanuel Macron; el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez; y la canciller de Alemania, Angela Merkel / expansion.com

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina.

La austeridad fiscal promovida hasta hace cuatro años en la Unión Europea ha quedado enterrada en el pasado. La crisis sanitaria mundial actual, que tiene como epicentro al Viejo Continente, pone a los gobiernos de la eurozona a trabajar contrarreloj para salvar a sus naciones en dos frentes de batalla cruciales: el humanitario y el económico, donde uno depende inexorablemente del otro. Y es que las discusiones, reuniones y debates dentro del club de líderes concentrados en Bruselas se ha crispado en vista de las distorsiones fiscales que muchos Estados miembros poseen en sus modestas finanzas, así como las objeciones de países que enfrentan una catástrofe sanitaria, como Italia, y no poseen los fondos de emergencia necesarios para mitigar la curva de propagación del coronavirus al menos durante uno o dos días. 

Y es que la tercera cumbre europea virtual en dos semanas trataba este jueves de pactar una declaración conjunta por una “estrategia coordinada” que recupere la normalidad social, económica e industrial del continente una vez superada la pandemia. Sin embargo, el principal obstáculo es el enorme agujero fiscal que no han logrado controlar los gobiernos de España e Italia, cuyos déficits permanecen en saldos negativos y podrían expandirse a medida que la liquidez de emergencia inyectada por sus bancos centrales comienza a penetrar los servicios de deuda pública interna en esos países. 

Pero la división entre los socios sobre la dimensión, los instrumentos y el arranque de ese plan de choque mantenía anoche en el aire y bajo absoluto suspenso esa declaración unánime, que la Comisión Europea trata de sacar adelante, pero mientras muchos gobiernos esperan los fondos provenientes del megapresupuesto de 750.000 millones de euros aprobado por el Banco Central Europeo, otros esperan de Bruselas un incremento exponencial de su financiamiento por encima del billón de euros en una apuesta de todo o nada similar a la astronómica inyección de 2 billones de dólares que hizo Estados Unidos para salvar a su economía de la recesión, tomando en cuenta que el PIB de la UE es cercano al de EE UU: 18,8 billones de dólares del bloque de los Veintisiete frente a USD19,3 billones de la potencia norteamericana. 

Italia manifestó su molestia con la timidez del plan esbozado, por lo cual amenazó con desmarcarse del texto y condenar la cumbre a un fracaso que pondría en duda la capacidad de la UE para reaccionar de manera conjunta a la mayor crisis sanitaria de su historia. Esto implica que, si los gobiernos del bloque no se ponen de acuerdo para aprobar un plan de choque superior a la barrera de 1 billón de euros, los 750.000 millones enviados desde Frankfurt podrían diluirse en créditos y deuda pública de los Estados sin mayor efecto tangible en el desempeño general de la economía europea, que se encuentra en uno de los ciclos de crisis más fuertes de su historia.

En resumidas cuentas, el plan de choque de la Unión Europea contra la crisis del coronavirus no sale adelante por la resistencia de Alemania y Holanda, de modo que los líderes europeos volverán a buscar una solución en 15 días. @mundiario