La Fed hace acto de confirmación: ¿Habrá retirada de estímulos monetarios?

Sede de la Reserva Federal.
Sede de la Reserva Federal.
El responsable del organismo monetario de EE UU reitera su idea de retirar los estímulos monetarios, siempre y cuando sus previsiones de crecimiento y, sobre todo, de paro cumplan su guión previsto.
La Fed hace acto de confirmación: ¿Habrá retirada de estímulos monetarios?

La implementación no convencional de la política monetaria sigue haciendo correr ríos de tinta. Esta semana, de nuevo, el papel principal lo ha tomado la puesta en escena de la Fed, publicando sus actas, y la posterior rueda de prensa de Bed Bernanke.

El máximo responsable del organismo monetario estadounidense volvió a reiterar su idea de retirar los estímulos monetarios, siempre y cuando sus previsiones de crecimiento y, sobre todo, de paro cumplan su guión previsto. Asimismo, adelantó que la Fed podría empezar a recortar el volumen de compras en la segunda parte de este año y finalizar el QE durante el primer semestre de 2014, aunque subrayó que el consenso entre los miembros de la institución es no vender MBS (Mortage Backed Security) durante el proceso de normalización de la política monetaria.

Un optimista escenario macro dibujado por la Fed

Así, la Reserva Federal mostró que las intenciones publicadas hace un mes siguen teniendo como objetivo ir reduciendo su programa de compras de activos, a pesar de la reacción cortoplacista de los mercados financieros, en pro de conseguir un equilibrio entre liquidez e inflación que no dañe el crecimiento futuro de la economía estadounidense. En este sentido, el optimista escenario macro expuesto por la Fed muestra un ligero recorte en el crecimiento esperado para 2013 (2,3-2,6%) pero mantiene invariado los dígitos para  2014 y 2015.

En cuanto a los precios, rebajó notablemente las perspectivas para 2013 (0,8-1,2%), mientras que sitúa la tasa de paro en su objetivo (6,5%) un año antes (2014 frente a la anterior estimación en 2015). En el plano convencional de la política monetaria, mantuvo los tipos de interés en el rango 0-0,25%, a pesar de que hubo dos miembros que votaron en contra de esta decisión.

Impacto en los mercados financieros

Con todo, el impacto en los mercados no se hizo esperar y, al cierre en EEUU, la función-reacción de los activos cumplió el guión previsto ante este escenario: subida de las TIRs de la deuda pública US, fuerte depreciación del dólar, caída de la renta variable, y un paso más en el pinchazo de la burbuja afincada en el oro. En el primero, sobresalió el fuerte tensionamiento de los plazos medios y largos, con especial afección a la referencia 5 años y al 10 años (con incrementos de unos 20 puntos básicos en ambos tramos hasta 1,25% y 2,35%, respectivamente). El cruce USD/EUR retrocedió 2 figuras hasta niveles de 1,32, mientras que el oro continúa con su caída libre hasta niveles de 1.300 dólares por onza.

En términos de asignación de activos, ha de continuarse con evitar la renta fija a nivel global, ya que la salida de flujos se prevé que continúe, si bien nichos como la deuda pública española y algunos emisores europeos del tramo especulativo (high yield) ofrecen un apetitoso binomio rentabilidad/riesgo. Es decir, no se trata de dar un portazo a toda la renta fija, sino ser selectivos y aprovechar correcciones en emisores cuyos fundamentales no se erosionan, obviamente, por la decisión de la Fed.

La Fed hace acto de confirmación: ¿Habrá retirada de estímulos monetarios?
Comentarios