Buscar

MUNDIARIO

La junta de accionistas de Abanca aprueba la absorción de la sociedad matriz del banco

Los accionistas aprueban las cuentas anuales de 2018, que se cerraron con un beneficio neto de 430 millones de euros, un 17,3% más que en el año anterior. Abanca supera los 40 millones de euros en inversión social y sostenibilidad desde el año 2014.

La junta de accionistas de Abanca aprueba la absorción de la sociedad matriz del banco
Juan Carlos Escotet Rodríguez y Francisco Botas, en el centro. / Mundiario
Juan Carlos Escotet Rodríguez y Francisco Botas, en el centro. / Mundiario

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

La junta general de accionistas de Abanca, presidida en A Coruña por Juan Carlos Escotet Rodríguez, aprobó este lunes en su reunión anual ordinaria el proyecto de fusión por absorción de Abanca Holding Financiero, accionista mayoritaria de la entidad financiera. Esta fusión permitirá a Abanca reforzar todavía más su holgada capitalización, con un impacto estimado de 90 puntos básicos en la ratio de solvencia y de 30 puntos básicos en la ratio CET1. Además, según informó la entidad, la absorción simplificará la estructura societaria y de gobierno, lo que va a redundar en una mejora de la eficiencia.

Se trata de una fusión inversa –la filial absorbe a la matriz–, ya que Abanca Holding cuenta con el 86,79% del capital social de Abanca. La relación de canje será de 5,7731 acciones de Abanca de un euro de valor nominal cada una por cada acción de Abanca Holding y supone entregar a los accionistas de la matriz la totalidad de las acciones de Abanca que son propiedad de Abanca Holding, no siendo necesario un aumento de capital de Abanca.

La junta de accionistas de Abanca, que registró una asistencia del 87,33% del capital social del banco, aprobó además las cuentas anuales individuales y consolidadas de 2018, así como los informes de gestión verificados por KPMG Auditores, y ratificó la distribución de dividendo a cuenta del ejercicio.

Abanca registró en 2018 el mejor ejercicio de su trayectoria en términos económicos, al cerrar el año con un beneficio neto de 430 millones de euros, un 17,3% más que en 2017, y una rentabilidad ROTE del 11,4%.

La entidad destacó durante el ejercicio por el aumento de los ingresos recurrentes (+9,5%), la fortaleza comercial en el negocio bancario y de seguros, y una significativa optimización de la calidad del activo, con un descenso en saldos dudosos del 29,0%, que situaron la tasa de morosidad en el 3,6%.

Por su parte, al cierre del ejercicio el capital CET1 se situó en el 14,8%, aunque las dos emisiones de instrumentos computables como capital realizadas recientemente, con una acogida muy favorable en el mercado europeo, le permiten incrementar la ratio hasta el 17%.

En materia de liquidez, la entidad disponía en diciembre de 11.364 millones de euros entre capacidad de emisión de cédulas y activos líquidos.

Vista general de la junta de accionistas de Abanca, celebrada en A Coruña. / Mundiario

Vista general de la junta de accionistas de Abanca, celebrada en A Coruña. / Mundiario

Inversión social y sostenibilidad

Las cuentas aprobadas incluyen también la Memoria Corporativa y de Responsabilidad Social Corporativa, que recoge las actuaciones desarrolladas por la Obra Social de Abanca a través de Afundación, con cerca de 1.170.000 beneficiarios durante el año pasado. La entidad financiera destina a esta inversión social y sostenible el 3% de sus beneficios, que permiten el desarrollo de actividades a través de cuatro áreas estratégicas transversales: educación superior e innovación financiera, envejecimiento activo, desarrollo y promoción sociocultural y voluntariado corporativo y social. Con la aportación de 2019, la inversión de Abanca en materia social y de sostenibilidad supera los 40 millones de euros desde 2014.

Por otra parte, la Memoria Corporativa resalta que Abanca, a través de su doble vertiente financiera y social, generó en 2018 un valor económico de 1.057,3 millones de euros, un 14,1% más que en el ejercicio anterior. Por su parte, el Valor Económico Distribuido total alcanzó los 746,5 millones de euros, con un incremento en el año del 13,5%. El documento recoge también la aportación al mercado laboral de 4.903 empleos directos, de los que 411 correspondieron a nuevas incorporaciones durante 2018.

Entre las iniciativas en el ámbito de la educación desarrolladas en 2018 por Abanca y su Obra Social destacan el Programa de Educación Financiera y la actividad promovida por IESIDE. En el ámbito de la promoción de la cultura se impulsaron propuestas expositivas como la muestra ‘Dalí y el surrealismo en la Colección Abanca’, que se pudo contemplar en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, y otros 27 eventos expositivos en Galicia y León con obras de las colecciones artísticas del banco y Afundación. También fueron reseñables las actuaciones orientadas a la promoción del deporte, con el Programa Abanca Deporte Base como principal exponente; la gestión empresarial socialmente responsable, promovida a través del Foro Abanca Responsable, o la mejora del medio ambiente, con iniciativas como la campaña de reforestación ‘Unha árbore nova’.

Los accionistas han acordado, además, determinadas modificaciones estatutarias motivadas, fundamentalmente, por las integraciones de negocio de Deutsche Bank PPC Portugal y Banco Caixa Geral. Entre los puntos aprobados figuran el establecimiento de un número máximo de miembros del Consejo de Admistración, que ha quedado fijado en 11 personas, y la actualización de la política retributiva de la entidad. Estos acuerdos permiten a Abanca seguir alineándose con las mejores prácticas de gobernanza de las sociedades cotizadas y la gestión prudente de los riesgos, dos prioridades recurrentes en la entidad. @mundiario