La japonesa Toshiba perdió 7.474 en el último año y se derrumba en la Bolsa

Toshiba. / toshiba.com
Toshiba. / toshiba.com

La fabricante sigue su caída libre y ya ha sido degradada a la segunda sección de la Bolsa de Tokio, Japón.

La japonesa Toshiba perdió 7.474 en el último año y se derrumba en la Bolsa

La japonesa Toshiba sigue su imparable camino hacia la perdición bursátil luego de que confirmara que sus pérdidas al cierre del año fiscal 2016 ascendieron hasta los 8.777 millones de dólares (unos 965.660 yenes, la moneda de Japón). Esta cifra, que incluye datos reportados hasta el 31 de marzo, duplica la reportada en el ejercicio previo, según la misma empresa. El reporte llega casi cinco meses después del cierre del año fiscal porque los directivos no contaban todavía con la aprobación de sus auditores, por lo que pudieron evitar su retirada de negociación en la Bolsa de Tokio, en la que la firma ha sido degradada a la segunda sección.

La empresa, que había pospuesto la publicación de sus resultados en nada menos que tres ocasiones, aseguró que las perdidas se deben esencialmente al impacto negativod e haber cerrado su planta de energía nuclear en Westinghouse, Estados Unidos. Dicha filial, en quiebra declarada desde marzo, se llevó por delante 1.24 billones de yenes, que equivalen a 9.317.564 dólares, según el tipo de cambio de coinmill.com.

Así, la cifra de negocio de Toshiba entre abril del año pasado y marzo del presente, llegó a un total de 4.87 billones de yenes, que son 37.188.364 dólares, un 5.5% menos que en el ejercicio anterior, en tanto que su resultado de explotación llegó a los 270.800 yenes, unos 2.464 dólares, en relación a las pérdidas del año anterior, calculadas en 483.000 yenes, equivalentes a 4.394 dólares.

Con todo, y pese a haber dado finalmente su visto bueno, la empresa auditora de Toshiba, PwC, ha avisado que la información compartida no deja de ser "limitada", apuntando que los costes reales de la construcción de centrales nucleares superaron de largo las estimaciones previas, aunque no se incluyeron en las estimaciones futuras de costes.

Por su parte, Toshiba, ha dicho de que en el primer trimestre de su ejercicio fiscal sacó un beneficio neto de 50.326 millones de yenes, unos pobres 457 dólares y hasta un 37% menos que el año anterior, en tanto que sus ventas les ingresaron 1.14 billones de yenes, hasta 9.226.572 de dólares, un 8.1% más en la comparación interanual.

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.
 

 

La japonesa Toshiba perdió 7.474 en el último año y se derrumba en la Bolsa
Comentarios