La investigación de la trama rusa pone el foco sobre las finanzas de Donald Trump

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / gq.com
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / gq.com

El fiscal especial Robert Mueller ha pedido a bancos alemanes información sobre las cuentas del presidente.

La investigación de la trama rusa pone el foco sobre las finanzas de Donald Trump

La investigación por la trama rusa avanza y el cerco sobre Donald Trump se estrecha. El fiscal especial Robert Mueller sigue de cerca los pasos del presidente de Estados Unidos, y ahora ha decidido poner el foco a sus finanzas. Según sostienen distintos medios de comunicación, la autoridad ha solicitado al banco alemán Deutsche Bank, información sobre las cuentas y préstamos recibidos por el republicano y su familia. La Casa Blanca lo niega.

Fuentes citadas por el diario Handelsblatt, afirman que la orden de Mueller llegó “hace algunas semanas”. La publicación, además, detalla que el fiscal habría pedido reportes “específicos financieros” y de “transacciones de crédito con la familia Trump” a la entidad germana, que, presuntamente, ya ha mandado la información principal al equipo que estudia el caso de la injerencia rusa. Asimismo, el rotativo expone que tras una investigación interna, el banco “no ha hallado por ahora conexiones sospechosas entre Trump y Rusia”.

Por su parte, la defensa del magnate neoyorquino ha asegurado que “no se ha emitido ni recibido ninguna citación” sobre las finanzas del presidente. Sin embargo, ante ello, la agencia Bloomberg y el diario France Presse, han reafirmado la información basándose en una fuente que confirma que el banco ha recibido la solicitud, y otra próxima al caso.

El movimiento de Mueller resulta clave en la delicada partida de ajedrez que analiza el fiscal especial. Trump lo sabe, y de hecho ya había avisado sobre esta medida. En julio el inquilino de la Casa Blanca dijo que consideraría cualquier intento de Mueller de indagar su fortuna una extralimitación de funciones y no descartó despedirle. “Creo que es una violación. Mira, esto es sobre Rusia”, dijo entonces.

Como promotor inmobiliario en Nueva York, Trump, tiene un largo historial de negocios con Deutsche Bank. El conglomerado del mandatario debía en julio de 2016 unos 300 millones de dólares al banco alemán. Su esposa Melania, su hija Ivanka y el marido de ella, Jared Kushner, ambos asesores en la Casa Blanca, son clientes de la entidad, tal como apunta el diario español El País.

Y no solo eso. Además es propicio tener en cuenta que la entidad bancaria ya ha sido condenada por sus vínculos con Rusia. En enero de este año EE UU y Reino Unido multaron al banco alemán con 630 millones de dólares por sacar 10.000 millones de Rusia a través de un sistema de transacciones susceptible de servir para blanquear fondos.

El veterano exdirector del FBI y renombrado abogado tachado de insobornable, no decae en su empeño por comprobar si, como se cree, Trump y el Kremlin se dieron la mano para ayudar al republicano en su campaña electoral frente a la demócrata Hillary Clinton. El mandatario norteamericano ha negado toda relación en el caso, mientras que Rusia ha rechazado hasta el cansancio la acusación de injerencia electoral lanzada por los servicios de inteligencia estadounidenses. El caso sigue sin resolverse y el escándalo continúa creciendo. @mundiario

La investigación de la trama rusa pone el foco sobre las finanzas de Donald Trump
Comentarios