Inteligencia de negocio: ¿es una herramienta adecuada para las pymes?

Inteligencia de negocio. / IMC fotolia
Inteligencia de negocio. / IMC fotolia

Genera una potencial ventaja competitiva al proporcionar información privilegiada para responder a los problemas de negocio y al conocimiento necesario de las tendencias de futuro.

Inteligencia de negocio: ¿es una herramienta adecuada para las pymes?

El origen de la inteligencia de negocio está en 1960, siendo el DSS (Decision Support Systems) el primero, luego aparecieron conceptos similares tales como los EIS (Executive Information Suystems). Los pioneros fueron el Dr. Ralph Timbal, considerado el Dr. del DSS, y Bill Inmon, considerado el padre del Data Warehouse.

Dentro de las tendencias que están marcando el rumbo empresarial, la inteligencia de negocio es una de ellas, además de la sociabilidad, la movilidad, la nube y por supuesto, el talento de las personas.

Tendencias. / IMC

La Inteligencia de Negocios es el conjunto de productos y servicios que permiten a los usuarios finales acceder y analizar de manera rápida y sencilla la información para la toma de decisiones de negocio a nivel operativo, táctico y estratégico, es decir, es la habilidad para transformar los datos en información y la información en conocimiento, de forma que se pueda optimizar el proceso de toma de decisiones en los negocios para ejecutar las acciones adecuadas.

 

Por tanto, podemos decir que el principal objetivo es tener la mejor foto posible para la toma de decisiones adecuada. Pero también actúa como un factor estratégico para una organización, generando una potencial ventaja competitiva al proporcionar información privilegiada para responder a los problemas de negocio, como pueden ser la entrada a nuevos mercados, promociones u ofertas de productos, eliminación de islas de información, control financiero, optimización de costes, planificación de la producción, análisis de perfiles de clientes y de empleados, rentabilidad de productos…

La fuente principal de orígenes de datos es el Data Warehouse que es una base de datos corporativa que se caracteriza por integrar y depurar información de una o más fuentes distintas, para luego procesarla permitiendo su análisis desde infinidad de perspectivas y con grandes velocidades de respuesta.

Los sistemas de inteligencia de negocio se diferencian de los sistemas operacionales en que están optimizados para preguntar y divulgar sobre datos. Esto significa que, en un Data Warehouse, los datos están desnormalizados para apoyar consultas de alto rendimiento, mientras que en los sistemas operacionales suelen encontrarse normalizados para apoyar operaciones continuas de inserción, modificación y borrado de datos. Los procesos ETL (extracción, transformación y carga), que nutren estos sistemas, tienen que traducir de uno o varios sistemas operacionales normalizados e independientes a un único sistema desnormalizado, cuyos datos estén completamente integrados. Si el usuario final requiere de realizar otros análisis sobre los datos almacenados en los Data Warehouse, tiene el Data Mining o minería de datos que es el más apropiado para realizar una explotación más en sintonía con las necesidades analíticas del usuario.

Business intellegence. / IMC

En conclusión, estas herramientas permiten a los gestores y directores del negocio solucionar la necesidad de analizar el pasado y realizar estadísticas de predicción para estar un paso de los competidores y mejorar los resultados empresariales. Porque el fin último de la tecnológica es mejorar el rendimiento y la productividad de la organización.

La eficacia de un sistema de inteligencia de negocios, se puede medir en base a varios parámetros:

>  El talento de las personas: es el fundamental para aportar análisis a los datos, sin este nada tiene sentido.

>  Rapidez: es la capacidad del sistema para ofrecer la información solicitada en el menor tiempo posible. 

>  Fiabilidad: se refiere a la calidad de la información, ya que puede conducirnos a tomar decisiones erróneas.

>  Nivel de abstracción: capacidad de dar respuesta a preguntas complejas en base al procesamiento de unidades más pequeñas de información.

>  Navegación en profundidad: es la capacidad de pasar de cuestiones más globales o a otras más concretas. 

>  Presentación de la información: está relacionada con la presentación de la información. Cuanto menos esfuerzo necesite el usuario para interpretar la información, mejor será el rendimiento del sistema en este aspecto.  Sistemas visuales, online y disponibles en cualquier dispositivo son la tendencia.
Definido el concepto y sus ventajas, ¿Quién necesita soluciones de inteligencia de negocio?

Aunque en principio pueda parecer que son herramientas destinadas a la gran empresa, no es cierto, ya que el abaratamiento y democratización de la tecnología y la proliferación de la figura de los interim managers la hace accesible a cualquier Pyme. 

Quiero destacar la labor que está realizando la asociación APD en llevar a las empresas el estado del arte de los modelos de gestión empresarial, a través de conferencias donde los mejores profesionales, empresarios y técnicos lo exponen con gran calidad. De la última reunión saqué la inspiración para escribir este artículo.

Por último, y como dice Mario Cernadas, especialista en business intellegence y tecnología facilitadora, en su artículo publicado en el blog de interimconsulting.es, hay que tener cuidado para no caer en la infoxicación, mucha información sin el debido análisis, simplemente es basura. Para terminar una frase que define muy bien nuestra exposición: “el secreto del éxito en los negocios consiste en detectar hacia dónde va el mundo y llegar ahí primero" Bill Gates.

Inteligencia de negocio: ¿es una herramienta adecuada para las pymes?
Comentarios